¿Por qué tu lunar puede indicar que sufres cáncer de piel?

El 90 por ciento de los casos de cáncer de piel detectados a tiempo pueden curarse. Sin embargo, es importante saber que si no se detectan a tiempo el tumor puede progresar incrementando el riesgo de metástasis. De ahí la importancia de realizarse revisiones dermatológicas anuales.

En el caso de las mujeres, los melanomas suelen aparecer en las piernas.
En el caso de las mujeres, los melanomas suelen aparecer en las piernas.

Para aquellos que todavía no son conscientes de la trascendencia que tiene este asunto para la salud, solo bastan unos pocos datos: actualmente, el cáncer de piel afecta a 232.130 personas, unas cifras que se triplican cada década.

Asimismo, la incidencia del cáncer de piel en España ha aumentado en un 39 por ciento en los 4 últimos años (pasándose de 3.600 casos en 2008 a 5.005 en 2012). Además, debe saberse que el melanoma representa solo el 4 por ciento de los cánceres de piel, pero el 80 por ciento de las muertes.

“El principal factor de riesgo que provoca la aparición de cáncer de piel es la sobreexposición a los rayos ultravioleta. Es más frecuente en personas mayores de 50 años, pero cada vez se diagnostican más casos en personas jóvenes”, explica María Isabel Longo, dermatóloga y coordinadora de la Campaña Euromelanoma 2014 de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

El primer signo de un melanoma es un cambio en el tamaño, la forma, el color o la textura de un lunar, aunque en ocasiones se desarrolla sin la existencia previa de un lunar. Pero, ¿cuál es el criterio de detección más común? La clave está en la llamada regla del ABCDE: Asimetría (el contorno de la lesión de una mitad no es igual al otro), Bordes (desiguales, borrosos o irregulares), Color (diferentes tonalidades), Diámetro (generalmente superior a 6 mm.) y Evolución (cambio en el lunar existente).

Los melanomas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, por lo que es vital examinar la superficie completa de la piel. No obstante, las zonas del cuerpo en las que salen con más frecuencia son el torso (en los hombres) y las piernas (en las mujeres). Pero eso no es todo, ya que el melanoma puede aparecer en zonas más inverosímiles, como detrás de las orejas o en las plantas de los pies.

Por su parte, los carcinomas se encuentran comúnmente en áreas de la piel que reciben demasiada exposición solar: como la cara, el pecho o el dorso de las manos. Te puedes auto-examinar con la ayuda de un espejo fijo o de mano, aunque para aquellas áreas que son más difíciles de ver, como el cuero cabelludo y la espalda,

pide ayuda a algún familiar o amigo.

[Relacionado: Cómo sobrevivir a las altas tempraturas]


El cambio de tamaño de un lunar es el primer síntoma de sufrir un melanoma. (Foto: Fotolia)
El cambio de tamaño de un lunar es el primer síntoma de sufrir un melanoma. (Foto: Fotolia)

Debes acudir a un dermatólogo en los siguientes casos:

- Si tienes la piel muy blanca así como pecas, ojos claros y cabello rubio o rojizo.

- Si te quemas fácilmente al sol y no te bronceas o si te bronceas muy poco.

- En caso de quemadura severa o si has estado muy expuesto al sol en tu infancia o adolescencia.

- Si tienes una historia familiar de melanoma o de otras formas de cáncer de piel.

- Si tienes muchos lunares, algunos de los cuales son grandes, de forma irregular y con pigmentación irregular.

- Si has detectado una lesión nueva en tu piel o un cambio rápido en la apariencia de un lunar en las últimas semanas.

- Si nuncan has ido a un dermatólogo para llevar a cabo una revisión preventiva y de este modo examinar la piel de todo tu cuerpo.

[Galería:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente