Se vuelve gay tras recuperarse de un accidente

Monica de Haro

Un fornido jugador de rugby tiene un derrame cerebral después de sufrir un accidente fortuito en el gimnasio; cuando se despierta, se vuelve gay y se hace peluquero. ¡Increíble, pero cierto!

La familia de Chris Birch, un aguerrido jugador de rugby que trabajaba en un banco, siempre temió que una lesión cambiara su vida. Pero nunca pudieron imaginar lo que le depararía el destino.

Debido a un desafortunado accidente en el gimnasio, sufrió un derrame cerebral. Aunque se podía prever un cambio tras su recuperación, la transformación fue mucho más allá de lo que nadie podría haber esperado.El ahora ex jugador amateur de rugby, estaba intentando dar un mortal hacia atrás frente a sus amigos cuando se cayó, rompiéndose el cuello y sufriendo, en el acto, un accidente cerebrovascular. Le llevaron al hospital donde su novia y familia pasaron varios días esperando con ansiedad que despertara. Al hacerlo, Chris les soltó la bomba.

Cuando recobró el conocimiento, el jugador de 26 años de edad -que se había comprometido con su novia- afirmó que se había convertido en gay.

"Es extraño, pero me sentía diferente", explica Birch. Ya no me interesaban las mujeres, a pesar de que nunca antes me había sentido atraído por los hombres".

Pero el cambio no se redujo a romper con su novia y modificar su condición sexual, también dejó su trabajo en un banco para dedicarse a su pasión, la peluquería, y comenzó una transformación física que le llevó a perder ocho kilos de peso. Ahora vive con su novio, de 19 años, y ha dejado atrás esa imagen radical y agresiva que tenía.

"De repente, odiaba todo lo relacionado con mi vida anterior. No me llevaba bien con mis amigos, odiaba el deporte y encontré aburrido mi trabajo. Empecé a preocuparme más por mi imagen, me teñí el pelo y empecé a entrenar. Pasé de ser un skinhead bastante corpulento a un chico delgado y presumido. La gente no me reconocía, pero gané confianza con mi nuevo look", cuenta Chris.

[Relacionado: "Soy un hombre y una mujer"]

Conexiones neuronales
Los neurólogos afirman que no es el primer caso, que hay otros casos de gente que ha modificado sus hábitos y su vida después de sufrir un accidente cerebral, como si le hubieran dado a un interruptor que activa otras partes del cerebro.

Algunos se vuelven más creativos, y son capaces de pintar y dibujar a pesar de no haber evidencias previas de dicha habilidad. "El cerebro es increíblemente complejo y adaptable; un accidente puede provocar todo tipo de interconexiones que nos hacen ser capaces de desarrollar nuevos talentos, cambiar nuestro acento, el lenguaje e incluso modificar la orientación sexual".

¿Qué opinas? ¿Crees que es posible que esto ocurra?¿Crees que un accidente puede cambiarte la vida? ¿O ya era gay antes y el accidente le ha servido para desvelarlo?

Fuente: Daily Mail.