Qué hacer si tienes migrañas

La migraña es una enfermedad neurológica prevalente, crónica, episódica y recurrente que afecta principalmente a mujeres jóvenes en edad laboral y reproductiva. Aunque antes de la pubertad, es más frecuente en los niños que en las niñas. En España, según estudios recientes, aproximadamente el 12 por ciento de la población de entre 18 y 65 años la sufren (cerca de 5 millones de personas).


Destaca por su frecuencia y por el impacto negativo que ejerce sobre la calidad de vida de quien la sufre. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) califica la migraña grave como una de las enfermedades más discapacitantes que se pueden padecer.

En este sentido, la migraña afecta aproximadamente al 5 por ciento de los varones y a un 15-20 por ciento de las mujeres. Sin embargo, a pesar de su elevada prevalencia y de su impacto en la vida diaria, es un trastorno insuficientemente reconocido y tratado.

[Relacionado: ¿Es normal que nos duela tanto la cabeza?]

Más del 80 por ciento de los pacientes sufre algún grado de discapacidad relacionada con la cefalea. Es un padecimiento que puede acompañarse de un absentismo laboral considerable y de la cancelación de las actividades sociales. Durante un periodo de tiempo puede suponer una carga importante para el trabajo, la formación, los amigos y la familia del paciente.

Saber lo que nos pasa, estar correctamente diagnosticado y evitar la automedicación son medidas necesarias en estos casos. "El diagnóstico por parte del médico facilita que el paciente conozca y sepa como actuar ante los primeros síntomas", explica la Dra. Patricia Pozo Rosich, neuróloga del Hospital Universitario Vall d'Hebrón de Barcelona.

La frecuencia de las crisis es muy variable, pero la Dra. Pozo Rosich explica que "si no hay un tratamiento prescrito por el especialista, lo habitual es que los episodios duren entre 4 y 72 horas". El dolor puede ser muy intenso y el temor a que aparezca la próxima crisis puede conseguir romper la vida familiar, social y laboral de quien las padece. "Los dolores pueden ir acompañados de trastornos visuales, sensibilidad a la luz, náuseas, vómitos y empeoran con la actividad física", añade la especialista.

[Relacionado: La regla ABCDE te ayuda a prevenir el cáncer de piel]

En algunos casos el ataque viene precedido por síntomas neurológicos, generalmente visuales o pérdida de fuerza, o dificultades para el lenguaje, síntomas conocidos como "aura".

Técnicas útiles que puedes utilizar para controlar mejor la migraña:

  • Visita a tu médico si identificas signos de iniciales de alarma: cefaleas que afectan un lado de la cabeza, trastornos en la visión, sensibilidad a la luz, vómitos....

  • Mantén unos hábitos regulares de sueño, alimentación y actividad física.

  • Evita las actividades que induzcan un estrés excesivo.

  • Practica técnicas de relajación.

  • Evita los desencadenantes: alcohol, cafeína, estrés, ansiedad, ciertos olores o perfumes, ruidos fuertes o luces brillantes y el tabaquismo.

  • Haz frente a cualquier síntoma de ansiedad o depresión subyacente.

  • Mantén informado al médico sobre tu progresión pues te proporcionará apoyo y orientación.

Fuente: Asociación Española de Pacientes con Cefalea.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente