Los excesos navideños… ¡disparan nuestro colesterol!

Aunque cada español gana una media de 3 kilos durante estas fiestas, el aumento de peso no es la única consecuencia de los excesos navideños. También puede disparar nuestro colesterol así que toca cuidarse.

Este último es el principal peligro de la Navidad para la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA), que considera que entre el 15 de diciembre y el 15 de enero se extiende lo que se conoce como "el mes del riesgo cardiovascular".

[Relacionado: La risa mejora la salud de nuestro corazón]

Pedro Botet, presidente de SEA y responsable de la Unidad de Lípidos y Riesgo Cardiovascular del Hospital del Mar de Barcelona, señala la importancia de tener unas arterias limpias porque "son las carreteras por donde la sangre fluye al corazón".

"Durante la Navidad, las personas generan un mayor peligro de obstrucción, al aumentar el peso y los niveles de colesterol en sangre", concluye Botet. En este sentido, estudios recientes han demostrado que el colesterol alto (por encima de 240) afecta a la mitad de los españoles y solo el 50 por ciento lo sabe.

Por ello, este organismo recuerda la importancia de reducir el colesterol, uno de los principales factores de riesgo en el desarrollo de las enfermedades del corazón.

[Galería: Recetas para no engordar en Navidad]

El riesgo se produce por el estrechamiento de las arterias por acumulación (arteriosclerosis) a consecuencia de un aumento del colesterol malo (LDL).

Para evitarlo, el presidente de la SEA cree que "es de vital importancia hacerse revisiones periódicas y reducir los niveles de colesterol cuando se encuentran elevados". La mejor manera de reducir sus niveles es a través de una vuelta a la dieta mediterránea y una pauta de alimentación cardiosaludable.

[Te puede interesar: Pierde peso con tu smartphone]

Por otra parte, la experta en nutrición de la SEA, Rosa Solá nos da los siguientes consejos para combatirlo:

1. Hay que seguir una dieta variada y equilibrada que incluya frutas y hortalizas. Son especialmente recomendables las de temporada: kiwis, mandarinas, manzanas, naranjas y piñas; o verduras como berenjenas, coliflores, guisantes, habas o tomates. También debes incluir en tu plan de comidas los cereales integrales, legumbres, pescado azul y frutos secos.

2. Aumentar la ingesta de alimentos con esteroles vegetales como los productos lácteos desnatados o la leche fermentada. Diversos estudios científicos han demostrado que los también llamados fitoesteroles ayudan a reducir el colesterol inhibiendo su absorción intestinal y ayudando a eliminar su exceso.

3. Practicar ejercicio físico de manera regular. Vale con caminar, subir y bajar escaleras o cualquier tipo de deporte como natación, pádel o el clásico partido de fútbol con los amigos. Sin embargo, existe un colesterol bueno, el HDL, que es el encargado de retirar el colesterol de la pared arterial. Además, se ocupa de trasladarlo al hígado para metabolizarlo.

Y tú, ¿qué haces para combatir los excesos navideños?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente