Los efectos secundarios de los tacones altos

Monica de Haro
Salud y bienestar

El calzado inadecuado, la vida sedentaria y el sobrepeso son algunas de las causas más frecuentes del dolor y la inflamación de pies, aunque a partir de los 60 años predominan las debidas a la artrosis.

Más de la mitad de los adultos sufre dolor de pies, que en algunos casos llega a ser invalidante, según los expertos reunidos en el 42º Congreso Nacional de Podología, en el que se presentan los resultados de la medicina biorreguladora para combatir el dolor y la inflamación en las extremidades inferiores.

Aunque la artrosis de pie afecta ya a más del 10 % de la población mayor de 60 años, su aparición es cada vez más común entre población joven o de mediana edad debido a los hábitos de vida actuales.

Así lo ratifica un estudio publicado en el último número de la revista 'Arthritis Care Research', que indica que el incremento del sobrepeso y la obesidad entre la población están provocando un aumento del dolor de pies.

"El calzado estrecho y los tacones, en el caso de las mujeres, ocasionan muchas lesiones en el pie que pueden llegar a ser irreversibles", según Alfredo Martínez, secretario general del Comité Organizador del Congreso.

Cuando los tacones son muy altos desplazan el cuerpo hacia delante, y concentran la tensión sobre los dedos, el empeine y el metatarso (en la planta), y origina hinchazón y dolor y, con el tiempo, puede dar lugar a lesiones irreversibles.

"La opción terapéutica para el tratamiento de cuadros dolorosos e inflamatorios es el medicamento biorregulador, de dispensación en farmacias, por su grado de eficacia y su gran tolerabilidad", según el podólogo Fernando Ares, que participa en el congreso.

[Relacionado: Consumir cannabis habitualmente es peligroso]

Regeneración de tejidos
Hasta ahora no existía ningún tratamiento específico para combatir las consecuencias de la artrosis en el pie, explica este especialista.

"Los fármacos disponibles eran sintomáticos, pero debido al carácter crónico del proceso, el uso prolongado de estos fármacos ocasionan efectos gastrointestinales y, especialmente, vasculares indeseados. Sin embargo, la investigación actual nos permite afirmar que los medicamentos biorreguladores están logrando desbloquear la tendencia degenerativa del órgano articular y rehabilitar el tejido dañado de forma natural y segura", asegura el profesor Ares.

Una investigación publicada en 'Medicina Biológica' estudió la actuación de este medicamento por vía inyectable en condrocitos articulares cultivados in vitro y se observó que estimulaba la reparación del cartílago articular lesionado.

La medicina biorreguladora es una sistema terapéutico innovador que representa el puente entre la homeopatía y la medicina convencional. Cuenta con medicamentos homeopáticos compuestos, de venta en farmacias, y avalados por  estudios clínicos, que intervienen en la regulación del sistema inmune ante las diferentes causas que desencadenan la enfermedad.

Fuente: comsalud.