Los peligrosos efectos del sol sobre tu piel

Cada vez son más los daños que sufre nuestra piel debido a los excesos del sol durante el verano. Pero no solo se trata de que la piel acabe reseca, deshidratada y poco luminosa (que también) sino de que deja huellas más profundas y peligrosas.

En 2012 el melanoma mató a 1.000 personas en España. (Foto: Fotolia)
En 2012 el melanoma mató a 1.000 personas en España. (Foto: Fotolia)

El sol produce cambios en la piel como por ejemplo un aumento de la melanina y también de la capa córnea, la más superficial de la piel. Esto se traduce en un engrosamiento de la piel y un aumento de la sequedad cutánea.

Por otro lado, la radiación ultravioleta puede ocasionar un daño directo en las células de la piel, llegando incluso a provocar una mutación en el material genético de estas células que se puede traducir en el desarrollo de un tumor cutáneo.

El sol también afecta a otras estructuras de la piel como las fibras elásticas y el colágeno, situadas en la dermis. Y su alteración se traduce clínicamente en una acentuación de las arrugas y de la flacidez cutánea.

"En las mujeres jóvenes vemos muchos casos de melasma, una alteración de la pigmentación de causa hormonal que se acentúa notablemente con la exposición al sol. También se puede ver con más frecuencia rebrotes de psoriasis y de acné, debido a que estas dos patologías suelen mejorar con el sol y una vez que dejan de tomarlo se reactivan", explica el Dr. Ignacio Sánchez Carpintero, especialista en dermatología de la Clínica Dermatológica Internacionaly.

[Relacionado: Claves para el cuidado de la piel atópica en verano]

Otra enfermedad es la conocida como rosácea, que empeora con la exposición al sol y que debe ser evitada por los afectados. El Dr. Sánchez Carpintero nos da las claves para prevenir los efectos del sol:

Es importante protegerse con filtros solares y también con ropa, incluyendo gorro o sombrero y gafasUna de las creencias populares erróneas, que poco a poco se va desmintiendo, es que los fotoprotectores evitan que uno se ponga moreno. Esto es incorrecto, ya que su uso ayuda a obtener un bronceado más fisiológico y gradual, sin quemaduras, y actualmente son muchos los que tienen una acción antioxidante ya demostrada.

- La hidratación cutánea es por tanto la primera medida que debe tomarse para recuperar la piel tras una exposición prolongada al sol. Pero no vale cualquier crema, debes escoger una loción adecuada a tu tipo de piel.

"Las personas con piel grasa tienen que usar jabones con más frecuencia y deben evitar la aplicación de cremas que les aporten más grasa. En este sentido los preparados formulados en emulsión, spray o gel son buenas opciones", explica el experto.

[Te puede interesar: Remedios naturales para un cabello brillante]

Por su parte, en las personas mayores la sequedad cutánea es un problema frecuente. Esta sequedad puede llegar incluso a interferir con las actividades del día o alterar el sueño. La hidratación constante en estos casos es fundamental, por lo que hidratando la piel adecuadamente evitamos muchas veces la aparición de eccemas o dermatitis.

Durante todo el año hay que tener muy localizados los lunares, su forma y color y estar muy pendientes de que no hayan variado o aparecido nuevos. Al observar algún cambio llamativo debemos acudir al dermatólogo. 

- Debemos acudir a la consulta del especialista si una herida no se cura y persiste en el tiempo, ya que suele ser un signo de un cáncer de piel. En España, según datos de la Academia Española de Dermatología, en el año 2012 se diagnosticaron 5.000 nuevos casos de melanoma y 1.000 personas fallecieron por este tipo de tumor.

[Galería:




Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente