La regla ABCDE te ayuda a evitar el cáncer de piel

La radiación ultravioleta (UV) es responsable de un alto porcentaje de tumores de piel, especialmente de melanoma, que es -según nos explica el Dr. Raúl Márquez, oncólogo médico del MD Anderson Cancer Center Madrid-, el tumor más agresivo que hay.

Aunque la gente ya es más consciente de los peligros del sol, la incidencia en España va en aumento, ya que cada año se diagnostican 3.600 casos de melanoma, una cifra que presenta un incremento anual del 7 por ciento.

Pero además, tal y como advierte el Dr. Márquez, "hay otro tipo de tumores menos conocidos pero más frecuentes, como el carcinoma vasocelular y el carcinoma epidermoide".

La buena noticia es que al estar causados por un factor externo y ambiental estas lesiones son, en buena medida, evitables y prevenibles con unas sencillas medidas.

La primera y principal: observar y explorar. Es muy importante que aquellas personas que presenten una cantidad elevada de lunares en el cuerpo vigilen su evolución mediante la autoexploración, sin olvidar aquellas partes del cuerpo en las que no tenemos una visibilidad accesible como son la espalda, la planta de los pies o la nuca.

Para ello del Dr.Márquez aconseja poner en práctica el método ABCDE para diferenciar un lunar vulgar de un nevus displásico o una lesión sospechosa.

Esto significa que debemos comprobar la asimetría (si crece más por un lado), los bordes (poco definidos o irregulares, que se confunden con la piel), el color (oscurecimiento o variaciones de color desde los azulados a los marrones y negros), el diámetro (no deben superar los 6 mm, en este caso habría que biopsarlos) y la evolución (si pican, sangran o crecen de forma llamativa).

Ante cualquier sospecha, hay que acudir al médico de cabecera o al dermatólogo para realizar un diagnóstico.

Por otro lado, los oncólogos advierten que aunque en septiembre el sol comienza a disminuir su intensidad, no hay que bajar la guardia a la hora de exponer la piel al sol durante todo el año.

"Las dosis intensas en poco tiempo son más perjudicales que el que se pone todos los días un rato", señala el Dr. Márquez.

Como siempre, se debe seguir evitando la exposición entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde.

Además, el riesgo es mayor durante la infancia y la adolescencia porque la piel "tiene memoria", de ahí la importancia de extremar la precaución porque si nos quemamos y nos pelamos a menudo podemos tener un problema serio en el futuro.

Además, se debe aplicar protector solar con un factor de protección lo más alto posible sea cual sea el tipo de piel. "Hay que aplicarlo media hora antes de la exposión", recuerda el Dr. Márquez.

Por último, se recomienda tener especial cuidado en el caso de las pieles más delicadas, como es el caso de los niños, los adolescentes con fototipo de piel claro, pecas y ojos claros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente