Infección vaginal: consejos para que no afecte a tu vida

3 de cada 4 mujeres sufren vulvovaginitis, infección de la vulva y la vagina, al menos, una vez en la vida. Muchas de estas infecciones se repiten entre dos y cuatro veces al año en más de la mitad de los casos y se deben al hongo Candida.

[Relacionado: Infección urinaria en el embarazo]

Las molestias y el dolor que ocasionan pueden hacer insorportable el día a día, y complicar actos cotidianos como orinar o tener actividad sexual.

Además, esta enfermedad afecta de manera directa a la calidad de vida de las mujeres que la sufren debido a síntomas como escozor o picor vulvar, flujo vaginal, etc.

Diversos estudios han probado como este problema 'les hace sentir inadecuadas, enfermas, sienten dolor y les impide tener relaciones sociales o de pareja', comenta la doctora Carme Pardo.

La vulvovaginitis es muy habitual en mujeres en edad fértil. De hecho, su incidencia aumenta con el inicio de la actividad sexual, y sus síntomas suelen empeorar una semana antes del ciclo menstrual de la mujer.

Una posible solución es el uso de probióticos vaginales, cada vez más recomendado 'tanto por los ginecólogos, como desde la Oficina de farmacia para la prevención de las vulvovaginitis, ya que permite regenerar la flora vaginal y evita la reaparición de la candidiasis'.

[Quizás te interese leer: El invento que mejora tu vida sexual]

Un estudio que será publicado en marzo en la revista Archives of Gynecology and Obstetrics concluye como 'la administración de probióticos que colonizan el tracto vaginal (lactobacilos) puede ser importante para el mantenimiento de una salud urogenital normal y para prevenir o tratar infecciones'.

Además, para evitar su aparición, los expertos recomiendan cuidar la higiene íntima, llevar ropa adecuada y seguir una dieta sana.

Por otro lado, el hongo Candida forma parte de la flora normal del cuerpo humano, y se detecta en el tracto orointestinal en el 50 por ciento de los adultos, aunque 'también puede aislarse en el tracto genital del 20% de las mujeres asintomáticas', explica la doctora Pardo.

Los cambios producidos en la flora vaginal normal, colonizada por lactobacilos, pueden dar lugar a un sobrecrecimiento de la Candida y al desarrollo de una vulvovaginitis. Las causas de ese aumento pueden ser ''la toma de antibióticos, los niveles hormonales elevados durante el embarazo o los estados de inmunodepresión', afirma.

[Además: El boom de la cirugía estética vaginal]

Entre las medidas higiénicas recomendadas es importante:

- Evitar irritantes locales como jabones o geles de ducha.

- Evitar llevar ropa sintética y ajustada, mejor de algodón.

- Reducir la ingesta de hidratos de carbono ya que favorecen el hábitat de la Candida.

Un último consejo, acude al ginecólogo ante estos indicios: hemorragia menstrual anormal o flujo sanguinolento, dolor en el bajo vientre o si los síntomas no mejoran tras siete días de tratamiento.

Fuente: XIV Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer (SAMEM 14)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente