Fibromialgia, la dañina enfermedad que aguarda en la sombra

A veces es difícil saber cuándo el dolor deja de ser algo normal y se convierte en un indicio preocupante. Y es que cuantificar y clasificar el dolor es complicado, ya que su percepción es algo abstrato y subjetivo. Si los sufres de tipo muscular y estás fatigado a menudo (cansancio crónico), no tardes en pedir cita a tu médico.

Fibromialgia una enfermedad en la sombra
Fibromialgia una enfermedad en la sombra

La cosa se pone seria cuando sueles tener dificultades para dormir, sientes rigidez por las mañanas, dolor de cabeza, hormigueo o adormecimiento en manos y pies, así como cuando sufres periodos menstruales dolorosos, te falla la memoria o no puedes concentrarte como deberías.

Si algunos de estos síntomas no dejan de crearte quebraderos de cabeza quizás estés sufriendo fibromialgia, una anomalía en la percepción del dolor causante de que ciertos estímulos se perciban como dolorosos cuando habitualmente no lo son. Además del dolor persistente, la fatiga extrema y las alteraciones del sueño, esta enfermedad afecta de forma severa a la calidad de vida, ya que puede ocasionar rigidez generalizada.

Los primeros síntomas suelen aparecer entre los 20 y los 40 años, aunque en la mayoría de los casos la enfermedad es difícil de diagnosticar en un primer momento. Por otra parte, la Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que entre un 2 y un 3 por ciento de la población española podría padecer esta enfermedad con claro predominio en las mujeres, ya que entre un 3 y un 6 por ciento de ellas la sufre.

[Relacionado: El lupus, la enfermedad de las mil caras]

Las migrañas, las cefaleas, los trastornos del sueño o de memoria y ciertos cambios funcionales en el sistema nervioso central podrían ser algunos de los signos de alarma. También se puede sufrir irritación en el intestino, dolor de estómago, extremidades frías, aumento de la sudoración, mareos y cambios en el estado de ánimo. Sin embargo, todavía existen muchas incógnitas sobre cuál puede ser el origen de la fibromialgia.

La mayoría de los estudios recientes apuntan a que se produce una disfunción del procesamiento de la señal dolorosa en el sistema nervioso central. "Es como si se amplificase cualquier estímulo en el cerebro de estas personas, de ahí que se encuadre esta patología dentro de lo que ahora se denominan síndromes de sensibilización central, donde también entrarían cuadros como el síndrome de fatiga crónica o el síndrome del intestino irritable", explica el Dr. José Mª Gómez Argüelles, coordinador del comité para el estudio de la fibromialgia de la SEN.

Para controlar esta enfermedad los médicos aconsejan practicar ejercicio moderado (caminar o nadar), descansar lo suficiente, cuidar la alimentación y cumplir con el tratamiento farmacológico, que puede incluir analgésicos para el dolor, antidepresivos, antiinflamatorios o relajantes musculares.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente