El ejercicio alivia la ansiedad

Salud y bienestar

A veces la ansiedad puede ser aplastante y causar muchos efectos colaterales tanto físicos como emocionales. Cuando no puedes dejar de preocuparte por algo, tampoco podrás dormir e incluso sentirás malestar estomacal.

Quede claro de antemano que un trastorno de ansiedad debe ser tratado por un profesional cualificado; sin embargo, hay estudios que demuestran que el ejercicio puede ayudar a controlar los niveles de estrés.

¿Cómo? Formando parte de un tratamiento efectivo que te ayude a reconducir tu ansiedad y sus efectos.

[Relacionado: La inestabilidad laboral, principal generador de estrés]

"El ejercicio no curará la ansiedad o la depresión, pero los beneficios físicos y psíquicos pueden hacer que los síntomas mejoren", explica Sally R. Conolly, terapeuta en la Clínica Couples de Louisville, en Kentucky.

Los estudios confirman que 30 minutos de ejercicio de tres y cinco veces por semana pueden marcar una gran diferencia.

De hecho, las investigaciones sugieren que el ejercicio regular puede ayudar a aliviar la ansiedad tanto como la medicación, y este alivio puede durar más tiempo incluso que los producidos por los fármacos.

Aunque todo el mundo puede obtener beneficios psicológicos a través del ejercicio, las investigaciones sugieren que los sujetos que obtendrán una mayor mejoría en los síntomas de la ansiedad son aquellos que:

  • Practican ejercicio de forma consistente al menos durante varias semanas.
  • Tienen ansiedad severa.
  • Hacen ejercicios aeróbicos, tales como jogging, natación o baile.

El ejercicio ha demostrado también ser efectivo para combatir los síntomas de la depresión, los cuales afectan frecuentemente a personas que sufren de ansiedad.

[Te puede interesar: La inactividad física, tan mortal como el tabaco]

La ansiedad está normalmente relacionada con un incremento de la frecuencia cardíaca. "El ejercicio puede ayudar a calmarla", afirma la Dra. Conolly.

Durante el ejercicio el ritmo cardiaco se dispara, pero con el tiempo, y según mejora tu forma física, tu corazón empieza a trabajar de forma más eficiente.

Como resultado, el ritmo cardíaco en reposo se vuelve más lento con el tiempo. La mejora de las funciones cardíacas y pulmonares a través de la actividad aeróbica está a menudo asociada con una mejora del bienestar general, que ayuda a disminuir el sentimiento de ansiedad.

Incluso los ejercicos 'explosivos' y cortos de 10 o 15 minutos pueden mejorar la forma física y el humor.

Conolly recomienda a sus pacientes que hagan un total de 30 minutos de ejercicio al día, que puede repartirse en bloques de 10 minutos si fuera necesario, entre seis o siete veces por semana.

El ejercicio puede también ayudar a prevenir la ansiedad desde el principio. Un estudio mostraba que el ejercicio regular reducía en un 25 por ciento el riesgo de depresión y ansiedad en un periodo de cinco años.

[Quizá también te interese: El efecto acumulativo del estrés genera graves problemas de salud mental]

No es sorprendente, por tanto, que el ejercicio también haga mejorar la claridad mental y la concentración, que en ambos casos se ven negativamente afectados por la ansiedad.

Las sustancias químicas que se liberan en el cerebro durante el ejercicio podrían ayudar a mejorar la capacidad de enfoque y a tratar mejor las situaciones de estrés, reduciendo por tanto el riesgo de caer en un estado de ansiedad o depresión.

Entrenamiento Anti-Ansiedad

Cualquier ejercicio puede disminuir la ansiedad pero Conolly afirma que los ejercicios aeróbicos son los que realmente hacen que tu ritmo cardíaco sea el más beneficioso. Algunos de los ejercicios que te pueden ayudar a enfrentarte a la ansiedad son:

  • Natación
  • Ciclismo
  • Correr
  • Andar
  • Tenis
  • Bailar

Bailar es un gran ejercicio y tiene otra gran cantidad de efectos beneficiosos. "Es divertido bailar con otras personas", explica Conolly. "Además, sirve para relacionarse con los demás y al socializarnos, el humor cambia a mejor".

Aunque no es un ejercicio aeróbico, el yoga también puede ayudar a disminuir la ansiedad porque combina movimientos físicos con la meditación y la respiración profunda, que ayudan a calmar la mente y a aliviar las preocupaciones.

[Más: Trastorno de Ansiedad Generalizada: vivir en constante preocupación]

Mientras que los entrenamientos con pesas u otros ejercicios de potenciación son buenos para el bienestar y la forma física, parece que no ofrecen muchas ventajas a la hora de combatir la ansiedad, ya que son actividades en las que el ritmo cardiaco apenas varía.

Todos nosotros sabíamos que el ejercicio es bueno para nuestro cuerpo, pero ahora los investigadores nos muestran también que es beneficioso para nuestra mente. Para combatir tu estado de ansiedad, además de con la ayuda de un buen especialista, hacer ejercicio es una poderosa herramienta que tienes para aliviar los síntomas y que puedes usar para fortalecer tu salud física y mental.