Pequeños gestos cotidianos para prevenir el dolor cervical

Hasta un 70 por ciento de la población confirma haber padecido cervicalgia ( dolor de cuello) al menos una vez en su vida.

 

Realizar mal las actividades diarias provoca tensión muscular.
Realizar mal las actividades diarias provoca tensión muscular.

 

Una incidencia, cada vez más alta, que los expertos achacan a nuestro estilo de vida.

"La incidencia del dolor cervical ha aumentado en las últimas décadas, especialmente en los países desarrollados", explica Ana Coarasa, presidenta de  la Sociedad Aragonesa de Medicina Física y Rehabilitación (SMAR).

Para los especialistas no hay duda de que esta tendencia se produce en relación con hábitos posturales y cambios en las prácticas laborales. Algo que se puede corregir con un poco de sentido común y prevención.

Recomendaciones para evitar bloqueos vertebrales, latigazos y rigidez o dolor de cuello:

- Evitar movimientos repetitivos y  posturas forzadas mantenidas en el tiempo.

- Observa tu silueta e intenta corregir sus hábitos posturales. Realizar un control postural en actividades como el estudio o el manejo de ordenadores. Por ejemplo, si estás sentado, ponte derecho. No te dejes caer hacia delante.

- Si pasas muchas horas sentado utiliza una silla ergonómica con soporte lumbar. Si al sentarte los pies no llegan al suelo, te conviene utilizar un reposapiés.

[Relacionado: Yoga para aliviar el dolor de cuello]

-  Coloca la pantalla del ordenador al nivel de los ojos. Así evitas estar mirando continuamente hacia arriba o hacia abajo.

-Al inclinarte, manten el cuello y la columna lo más alineado posible.

- Cuidado con las corrientes de aire. No permanezcas sentado dando la espalda al radiador o al aire acondicionado.

-  En el coche, el borde del reposacabezas debe quedar a la altura de tus ojos y el respaldo tener una inclinación de entre 90 y 110º.

Mantener la espalda recta y realizar estiramientos evita problemas posteriores.
Mantener la espalda recta y realizar estiramientos evita problemas posteriores.

 

- Utiliza técnicas de relajación y haz ejercicio físico diario para evitar el estrés y la tensión de los músculos del cuello.

- Para hablar por teléfono usa auriculares o cascos, nada de colocar el telefono sobre hombro-cuello-oreja.

- Para leer o copiar documentos, coloca un soporte sobre la mesa, al nivel de los ojos.

- Si lees en la cama, coloca un cojín en la espalda e incorpórtate un poco. Puedes flexionar las rodillas para apoyar el libro.

- Al coger objetos elevados, usa un taburete en lugar de forzar el brazo (y con él, el cuello).

[Relacionado: Vigila tu postura, te sentirás mejor]

- Para recoger algo del suelo, dobla las rodillas, no la espalda.

- Si cargas bolsas,  reparte el peso entre los dos brazos.

- Revisa tu postura a la hora de dormir. ¿Tu colchón es lo bastante firme? ¿Apoyas bien la cabeza? Asegúrate de hacerlo de la manera correcta y cómoda. Es posible que necesite una almohada especial para el cuello.