Beber ‘solo’ los fines de semana produce daños en el organismo

El estudio sociológico 'Juventud y Alcohol' revela que más de la mitad de jóvenes entre los 16 y 18 años se ha emborrachado al menos una vez, y que aún perduran falsos mitos sobre el alcohol, como que beber sólo los fines de semana no produce daños en el organismo.

En la actualidad, los adolescentes se inician en el consumo de alcohol a los 13,7 años de edad media, lo que supone más de un año antes de lo que sus padres creen", afirma el Dr. Juan Álvarez, patrono de la Fundación Pfizer. Entre las razones para hacerlo prima el deseo de experimentar tras la asistencia a fiestas o celebraciones.

[Relacionado: ¿Podemos morir de falta de alcohol?]

También se atribuye el elevado consumo de los jóvenes a los siguientes factores: la fácil disponibilidad para la obtención de bebidas, carecer de personalidad predispuesta como consuencia de la pérdida de valores morales a nivel socio-familiar, la incapacidad formativa y preventiva de la escuela, etc.

El inicio en el consumo de alcohol en edades tempranas es un tema de gran calado social, máxime cuando analizamos el resto de datos que arroja el estudio:

- Alrededor del 70 por ciento de los jóvenes españoles entre los 12 y los 18 años reconoce haber probado el alcohol en alguna ocasión.

- Más de un tercio lo consume al menos una vez al mes, y más del 10 por ciento una vez a la semana.

- El 44 por ciento de los progenitores desconoce estas costumbres de sus hijos.

- Pero los padres que tienen hijos consumidores de alcohol y lo saben (la otra mitad), les permiten beber.

- Más de la mitad de los jóvenes encuestados confirma un escaso o nulo contacto con su familia para hablar de este tema.

En cuanto a las bebidas más consumidas, la cerveza es la que tiene más tirón los días laborales y los licores de alta graduación (ron, whisky, vodka…etc.) los fines de semana.

A pesar de que la mayoría de los jóvenes afirma estar suficientemente informado sobre los efectos y problemas asociados al consumo de alcohol, sólo uno de cada cuatro se propone dejar de beber o al menos reducir su consumo.

Son pocos los que deciden no probar el alcohol. Entre los motivos que les llevan a no hacerlo, el estudio confirma que junto con la genérica respuesta que menciona la falta de interés: "nunca me ha llamado la atención", "nunca me he planteado tomarlo"... saber que ocasiona problemas de salud es el principal motivo por el que no lo hacen.

[Galería: A estos padres es mejor... no hacerles caso]

El tercer motivo que más destacan los chicos/as consultados a este respecto tiene que ver con su aún corta edad para iniciarse en el consumo de alcohol: "soy pequeño", "aún no tengo edad". Aunque mencionan otras razones como el simple rechazo al sabor/gusto del alcohol y la prohibición a consumirlo por parte de los padres.

Por su parte, los padres y madres consultados destacan la educación y buena información adquirida sobre el tema, en casa o en el colegio, y la no presencia de consumidores de alcohol en el hogar. Hay muchos valores contrapuestos asociados al alcohol "como la sociabilidad, la cohesión grupal o el intento de acceder a una vida adulta por un lado y, por otro, la salud, el rendimiento escolar o la integración social positiva", señala el profesor Enrique Baca, patrono de la Fundación Pfizer y Catedrático de Psiquiatría.

Solo una pequeña parte de los individuos que consumen alcohol (entre un 10 y un 14 por ciento) desarrollan un proceso de abuso y dependencia, debido a 'factores de vulnerabilidad' del sistema nervioso central, que determinarían el inicio y mantenimiento del proceso adictivo y el desarrollo de una dependencia.

[Y también: Una cerveza al año, no hace daño]

Para evitarlo, los expertos insisten en que el consumo de alcohol sea responsable, que los mayores de edad consuman moderadamente, y que haya tolerancia cero ante el consumo de los menores, porque puede perjudicar a su desarrollo.

En definitiva, podemos destacar que una mayor información-formación en la escuela, mejorar los programas preventivos o más control y represión del consumo no autorizado, serían otras de las medidas a adoptar. ¿Crees que deberían limitar el consumo de alcohol a menores de 21 años? ¿O subir los precios como ya se hizo con el tabaco?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente