Cayetana pospone la luna de miel por la varicela de Eugenia

Graciela Maccaroni
Información confidencial

Mucho se ha hablado de la ausencia de Eugenia Martínez de Irujo en la boda de su madre, la Duquesa de Alba, con el funcionario Alfonso Díez, pero parece que la pobre está enferma de verdad. Cayetana ha tenido que posponer la luna de miel que iba a llevar a los tortolitos recién casados a algún punto de nuestro país, Córdoba quizá, antes de viajar a Tailandia.


La Duquesa está preocupadísima por el brote de varicela que sufre su hija pequeña, motivo que impidió a Eugenia trasladarse a Sevilla para acudir el enlace. Las malas lenguas decían que era una excusa para no acudir a la boda (su hijo Jacobo Siruela tampoco acudió), pero el parte médico apunta lo contrario: la Duquesita tiene fiebre alta y erupciones cutáneas, indicios más que suficientes para dejar de sospechar.

[Galería de fotos: Los invitados al enlace]
[Galería de fotos: Cayetana, radiante]

Cayetana, al enterarse del estado de salud de su hija, llamó hasta doce veces al hospital para interesarse por su evolución. Y sin esperar un segundo, al día siguiente de casarse, la Duquesa de Alba viajó a la capital para acompañar a su hija en la clínica Rúber, centro sanitario donde permanece ingresada desde el miércoles.

Al parecer la luna de miel en Tailandia estaba programada para noviembre, así que la Duquesa no ha tenido que modificar sus planes de manera radical. La pareja tenía pensado trasladarse a alguna propiedad de la Casa de Alba, probablemente a una finca en Córdoba, para descansar y pasar unos días antes de embarcarse hacia tan exótico destino.

Al final, sus días de asueto tendrán que esperar. Cayetana ya se encuentra en Madrid, al parecer hasta que den de alta a su hija, aunque se desconoce si Alfonso Díez la ha acompañado a visitar a su hija. Ya sabemos que el horno no está para bollos...