Cuándo debemos lavar las sábanas

De puertas para adentro

Sin entrar en tu estado civil, debes saber que en realidad no te vas nunca sólo a la cama. Anidando entre tus sábanas hay innumerables intrusos. Para hallar una explicación sobre esto, hemos contactado con el Dr. Philip M. Tierno JR, director de microbiología clínica e inmunología del Centro Medico Langone, en la Universidad de Nueva York.


¿Con qué frecuencia cambiamos las sábanas?

La mayoría de la gente suele hacerlo una vez a la semana. Sin embargo, otros muchos lo hacen cada 2 o 3 semanas, incluso más. "Los más jóvenes parece ser que dejan sus sábanas puestas por periodos más largos", dice el Dr. Tierno.

¿Con qué frecuencia deberíamos cambiarlas?

Al menos se deberían lavar las sabanas y las fundas de las almohadas una vez a la semana y así se eliminarían los tejidos muertos acumulados en la cama durante una semana. Estarás más seguro que respirando eso.

¿Cómo pueden las sábanas coger tal suciedad?

Las células de la piel humana se convierten en alimento para los ácaros del polvo y en uno de los principales problemas asociados a las camas. Pero también hay pelo, caspa, moho, hongos, esporas de hongos, bacterias y secreciones corporales junto a polvo, pelusa, fibras, partículas, partes de insectos, polen, tierra, arena y productos cosméticos.

[Relacionado: Los hoteles españoles invierten muy poco en camas]

"Una persona puede sudar más de un litro en una noche y más aún si está cubierto por un montón de capas", dice este experto. Por supuesto, también hay gente que come en la cama mientras ve la televisión.

Todo esto es asqueroso, pero ¿es un riesgo para la salud?

Es sobre todo una amenaza para las vías respiratorias, no tanto una fuente infecciosa. Si se tiene alergias o asma estos problemas se pueden agravar mientras que si no se tienen podrían desarrollarse ya que se está amenazado constantemente.

¿Hay una forma ideal para lavar ropa de cama?

El agua debe estar a unos 60ºC, por lo general la temperatura de agua caliente de algunos ciclos de la lavadora. A continuación, se debería secar usando un ciclo de secado caliente. Eso es germicida; lo que realmente mata y destruye una gran cantidad de material vegetativo. También mata a los ácaros del polvo. Para una protección adicional, "la lejía es excelente. Es probablemente el germicida más barato y puede ser utilizado en una concentración baja".

Una vez a la semana en agua caliente... Entonces, ¿estoy a salvo?

No. Para proteger el colchón debería usarse una cubierta exterior impermeable. Si nos fijamos en un colchón, este recoge los desechos por gravedad. Todo tipo de cosas se acumulan en él y se absorben en su núcleo. Sin la cubierta impermeable el colchón se convierte en un "jardín zoológico y botánico", dice.

Las carcasas exteriores ajustables, hechas de vinilo plástico, son comúnmente utilizadas por las personas con asma y síntomas de la alergia. Estas cubiertas también deben ir en las fundas de almohada. "Si se pone una cubierta exterior impermeable sobre el colchón y su funda, el colchón no le hará daño", concluye el experto.

Fuente: The Wall Street Journal EG