Cómo evitar la alergia a los ácaros de tu casa

La temperatura y la humedad típicas de esta época del año son propicias para el aumento de la concentración de ácaros. Si quieres poner freno a la alergia producida por estos molestos arácnidos sigue estos útiles consejos:

Cómo evitar la alergia a los ácaros en tu casa
Cómo evitar la alergia a los ácaros en tu casa

Los ácaros del polvo doméstico, responsables de la alergia respiratoria, se encuentran principalmente en viviendas y almacenes.

[Relacionado: La alergia a los ácaros en diez preguntas]

El dormitorio es su sitio preferido. Ahí es donde suelen aprovechar la superficie e interior de colchones y almohadas para esconderse, debido a las condiciones óptimas con las que ahí se encuentran para su desarrollo.

Aunque pensamos que la alergia respiratoria no es una enfermedad con graves repercusiones, lo cierto es que provoca un importante deterioro en la calidad de vida de quienes la padecen.

Y es que las molestias que ocasiona pueden llegar a limitar la realización de actividades al aire libre, el rendimiento escolar o profesional y hasta dificultar considerablemente el descanso nocturno y el sueño.

[También te puede interesar: La aspiradora que acaba con los alérgenos domésticos]

Por este motivo, expertos del Hospital Clínic de Barcelona señalan que las personas alérgicas a los ácaros deben tener en cuenta una serie de medidas preventivas fundamentales para controlar la aparición de los síntomas.

Asimismo, éstas deben aplicarse mayoritariamente en los lugares del entorno habitual del enfermo, prestando especial atención a su domicilio.

Por tanto, si los ácaros te han causado algún que otro problema toma nota de estas medidas higiénico-ambientales que evitarán tu exposición a los alérgenos:

1. Retirar alfombras y/o moquetas.

2. Evitar la acumulación de mantas, peluches y libros.

3. Prescindir del uso de colchones y almohadas de lana.

4. Mantener una humedad relativa por debajo del 60 por ciento, evitando el uso de humidificadores ambientales.

5. Rehuir de una estancia prolongada en ambientes húmedos y lugares que hayan permanecido cerrados durante largo tiempo. Las temperaturas inferiores a 25ºC son el objetivo a conseguir.

[Quizás quieras leer: Trucos para combatir la alergia al polvo]

6. Cubrir colchones y almohadas con un protector impermeable a los ácaros. Estas cubiertas antiácaros tienen pequeños poros que permiten la transpiración y que impiden el paso de los mismos. Además, el soporte de la cama (canapé) debe estar recubierto con plástico.

7. Lavar las sábanas y mantas semanalmente o al menos cada 10 días en agua caliente (a temperaturas elevadas (60ºC)).

8. Para la limpieza es recomendable usar aspiradora con filtro HEPA (de alta eficiencia) en vez de escoba: aspirar a fondo durante 20 minutos o mínimo una vez por semana.

9. En el salón debe prestarse atención a sillones y cortinas.

Además: