Nicole Kidman: “Desafortunadamente me pasé con el botox”

Cotiyahoos

La actriz Nicole Kidman es uno de los ejemplos más evidentes de que abusar del botox te deja la cara sin expresión y una sonrisa al más puro estilo Joker. Ahora, la actriz confiesa que se arrepiente de haber recurrido a este tipo de tratamiento anti edad.

Ya sabéis que en Hollywood envejecer parece una maldición y que cientos de celebrities usan el botox como remedio pero, una cosa es borrar cuatro líneas de expresión y otra es volverte adicto a la toxina hasta el punto de acabar teniendo una cara distinta, irreconocible y sin ningún tipo de expresividad.

La actriz australiana confiesa en el periódico italiano La Repubblica que “no me he hecho cirugía estética, pero sí probé mucho el botox, desafortunadamente” y es que, en el caso de Nicole, su cara es un cuadro. Las cosas como son. Además, la artista se reafirma pero admite orgullosa “pero ahora ya no lo usaré más y, por fin, puedo empezar a mover mi cara y a gesticular con ella”.

[Relacionado: Nicole: “Creía que mi vida con Tom era perfecta”]

Flaco favor le harán estas declaraciones al tratamiento puesto que ninguna mujer quisiera verse como Nicole hoy en día, por lo menos en cuanto a la inexpresión se refiere, claro. Por lo demás, la actriz se define como una mujer sana que no fuma, que tiene una piel muy delicada al sol (recordad que es pelirroja natural) y que hace mucho ejercicio.

La verdad es que esperamos que, ahora que reniega del botox y ya no lo usa, Nicole recupere su belleza natural porque era realmente preciosa. Además, que a los 45 años y sin ningún tipo de tratamiento anti edad también se puede ser hermosa, si ella lleva una vida tan sana como dice, eso se reflejará también en su rostro, ¿no os parece? ¿Qué opináis de sus declaraciones respecto al botox? ¡Contadme!