El sexo reemplaza el ansia por comer

El sexo es una función orgánica y por ello practicarlo nos proporciona beneficios como levantarnos el ánimo, nos hace ser más positivos frente a los problemas cotidianos, aumenta la autoestima, y también nos aleja de los vicios de la comida y por consecuencia nos ayuda a mantenernos en forma. ¿Se te ocurre una forma más divertida de ponerse en forma? Practicando sexo tres veces por semana quemarás 7.500 calorías al año. Empieza ¡ya!

Según el escritor británico Richard Smith, director durante 13 años de 'The British Medical Journal', y autor del best seller 'Cómo adelgazar follando' (editorial Debolsillo), el aumento de peso en muchos casos se puede atribuir a la falta de actividad sexual ya que el sexo reemplaza el ansia por comer.

Explicación científica
La tesis de partida es que los movimientos pélvicos, la aceleración de la respiración, el incremento de los latidos del corazón, la dilatación de los vasos sanguíneos en la región de los genitales y los espasmos musculares cuando llega el orgasmo, gastan una cantidad de energía similar a la que se puede consumir practicando ejercicio físico, quizás no tan placentero como el sexo.

En concreto, Smith calcula que en una relación de 20 minutos se consumen aproximadamente 150 calorías, más que jugando media hora a badminton (125 calorías), a golf (108) e igual que paseando rápido o pedaleando durante 30 minutos.

En función de las posturas y el tiempo que se les dedica, la pareja puede compartir un buen rato y perder peso al mismo tiempo. Por ejemplo, al desvestir a tu pareja puedes quemar entre 120 a 180 calorías y un orgasmo puede llegar a consumir 160 kcal. Las caricias consumen 20 calorías, realizar un striptease quema 60 calorías, con la postura del misionero se elimina 240 calorías y con otras se puede desechar de 200 a 400 calorías.

[Relacionado: La risa, el comodín de las relaciones]

Recetas saludables
No es el único que ha 'rentabilizado' la relación sexo-dieta. El médico y profesor Pierre Durand ha descrito en su libro 'Adelgazar haciendo el amor' (mr Ediciones) 50 sesiones que se compaginan con recetas culinarias saludables.

Sería algo así como la primera dieta que no pone de un humor de perros, sino todo lo contrario. "Ese ha sido el objetivo -explica Durand-. La mayoría de pacientes que llegaban a mi consulta habían pasado ya por dietas que habían abandonado por aburrimiento. Los resultados de este método son muy positivos, mis pacientes han perdido peso sin hacer sacrificios, están felices y, además, muchos han mejorado sus relaciones de pareja".

"Hay muchos alimentos de bajas calorías que pueden convertir la dieta en un juego placentero y divertido, añade Durand. La idea central del método es justamente evitar el sufrimiento y en cambio estimular el bienestar y la felicidad. El sexo es el mejor y el más eficaz antidepresivo".

En cada postura del libro hay una ficha donde figuran las calorías quemadas con una duración media, nunca exacta. En general, las posturas en las que la pareja está de pie son las que contribuyen a quemar más calorías.

"Al hacer el amor de pie trabajan todos los músculos del cuerpo para mantener el equilibrio y también el esfuerzo es mayor al hacer los movimientos propios de la cópula".

Esta técnica tiene su ciencia, ya que la vasodilatación de las zonas genitales erógenas ayuda a perder calorías. "El orgasmo es un excelente ejercicio cardiovascular, acelera brevemente el ritmo cardíaco hasta alcanzar un ritmo comparable al que produce correr", concluye.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente