El sexo alivia el estrés

Tener múltiples experiencias sexuales a diario durante dos semanas reduce drásticamente la liberación de cortisol, la hormona del estrés, según un estudio del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Princeton (EEUU), publicado en la revista científica PLoS One.


En una serie de experimentos, Benedetta Leuner, autora del estudio, y su equipo demostraron que, si bien una experiencia sexual aislada causa un aumento a corto plazo en el nivel de cortisol en roedores, tal y como ocurre tras el ejercicio físico, tener varios encuentros sexuales a diario al menos durante quince días consigue reducir drásticamente la liberación de esta hormona.

Pero este no es el único beneficio de las sesiones de sexo, porque su práctica asidua aumenta la neurogénesis, que es la formación de nuevas neuronas, y el número de conexiones entre células nerviosas. Es decir, que el sexo hace que sintamos más, y no solo durante el sexo.

[Relacionado: El jueves, el mejor día para el sexo]

Así, también aumenta la formación de nuevas conexiones entre células nerviosas, consiguiendo reducir drásticamente los niveles de ansiedad y aliviar el estrés.

Durante el experimento, ratas adultas fueron expuestas a una hembra sexualmente receptiva una vez (aguda) o una vez al día durante un período de catorce días (crónica) y se midieron sus niveles de circulación glucorticoide. Los resultados mostraron que durante las experiencias sexuales agudas se incrementaron los niveles de circulación corticoide y el número de neuronas en el hipocampo.

Por otro lado, la experiencia sexual crónica dejó de producir un incremento en los niveles corticoides pero continuó promoviendo la neurogénesis y estimuló el crecimiento de las espinas dendríticas y la arquitectura dendrítica. Además, la experiencia sexual crónica también redujo el comportamiento relacionado con la ansiedad.