¿Por qué todo el mundo habla de Lana del Rey?

Es atractiva, tiene una voz seductora y está triunfando en las listas de éxitos. Se llama Lana del Rey y ahora mismo genera la misma expectación que Amy Winehouse, Lily Allen o Alicia Keys en sus comienzos. Su nombre artístico es una combinación del de la actriz Lana Turner y el modelo de coche Ford Del Rey. Muchos la ven como una diva pop imaginada por David Lynch. Acaba de publicar su primer álbum de estudio, 'Born To Die'. Entre sus fans declarados están Kate Moss y David Cameron, Primer ministro británico. Nació en Nueva York y tiene 25 años.

Podríamos decir que es perfecta, demasiado perfecta. Detrás de esta imagen soñada por un sello discográfico se esconden varios secretos artísticos. Primero: que ya fracasó en su primer intento de saltar a la fama, bajo su nombre real, Lizzy Grant. Su debut solo se publicó en formato digital y pasó desapercibido, antes de ser retirado apresuradamente para volver a lanzarla. Segundo: se rumorea que su rostro de portada de revista pasó por el quirófano para arreglarse los labios (ella lo niega). Tercero: se sospecha que su encanto ha sido cuidadosamente empaquetado por su discográfica para consumo masivo. Esto último es algo normal en la industria, pero a ella le fastidia, porque vende imagen alternativa y anticonvencional. Lana insite en que creció en un trailer park, comunidad de caravanas donde suelen juntarse aquellos estadounidenses que no tienen dinero para pagarse una casa. "No tenía dinero ni para snacks", recuerda.

Más allá de cotilleos, hay dos canciones que la están haciendo famosa: 'Video Games' y 'Born To Die'. Cultiva un pop misterioso y melancólico, con toques retro. Ella misma las describe como "pop triste de Hollywood". La prensa musical está dividida, aunque su mayor aparición televisiva cosechó críticas feroces. El pasado 16 de enero la estrella emergente ofreció una mediocre actuación en el programa televisivo "Saturday Night Live", que sirvió de argumento a quienes la consideran un producto prefabricado. Primero crisis seria: Rolling Stone la acusó de desafinar y de falta de soltura en el escenario. Su respuesta, bastante humilde, fue admitir que estuvo floja. ¿Podrá sobrevivir Lana del Rey a su sobreexposición mediática?



Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente