Blockbuster todavía no ha muerto: aún sobrevive UNA última tienda

¿Te acuerdas de Blockbuster? Aquella cadena de videoclubs que arrasaron a comienzos de siglo con su sistema de entrega de películas a través de un buzón. Pocos años más tarde, el furor decayó con la llegada de las reproducciones online y ahora, desde hoy solo queda una…

Aún sobrevive una tienda.

Hasta la semana pasada quedaban tres sucursales de la franquicia dedicada al alquiler de películas y videojuegos. Dos de ellas se encontraban en Alaska, una en Anchorage y otra en Fairbanks, pero anunciaron que cerraron oficialmente a partir de este lunes 16 de julio y reabren sus puertas durante unos días para vender todo su inventario.

La tienda que todavía no ha cerrado sus puertas -y ya es la última sucursal de Blockbuster- esté en Bend, Oregón. Sandi Harding, gerente general de la tienda expresó a CNN que estaba sorprendida de que su tienda fuera la última abierta. “Es muy emocionante que seamos los últimos en resistir”, dijo.

El Blockbuster de Bend se parece a las tiendas de hace años: amarillo en el interior y empleados con camisas azules. Incluso tienen disquetes y viejos sistemas informáticos, le dijo Harding a CNN.

Harding reveló que los empleados leales y turistas han ayudado a que la tienda no cierre. “Diariamente, tenemos personas entrando y saliendo, [y dicen] oh, Dios mío, eres un Blockbuster. ¿Cómo estás todavía aquí?”, contó Harding.

Y agregó que planean quedarse. “Todos tenemos acuerdos de licencia y contratos de arrendamiento, pero no tenemos planes de cierre”, sentenció.

La tienda en Bend, Oregón.

BLOCKBUSTER, AHORA, EL REY DE LA NOSTALGIA
La empresa Blockbuster fue durante dos décadas el rey del alquiler de películas. La suprema cadena de alquiler era un elemento básico en los centros comerciales estadounidenses, que encapsulaba una variedad de al menos 7.000 películas en cada tienda. Normalmente, la gente acudía los viernes por la noche con la esperanza de obtener la última copia de su película favorita o la última versión antes de que alguien la atrapara.

En su punto más alto de ventas en 2004, la compañía se jactó de sus 9,000 ubicaciones. Pero a medida que Netflix, Redbox y otros servicios de ”streaming” comenzaron a aparecer, la empresa luchó por competir en una era que favorecía lo digital.

Blockbuster cedió y se declaró en bancarrota en 2010, y sus 1,700 tiendas restantes. Pero las cosas siguieron cuesta abajo. En 2013, la empresa dijo que cerraría 300 tiendas y recortaría 3.000 empleos.  Ahora, las tiendas restantes de Alaska cerrarán oficialmente sus puertas para siempre el domingo, pero volverán a abrir el lunes para las ventas de inventario que se extenderán hasta julio y agosto.

Para seguir leyendo:
¿Sabías que el Joker no será el primer personaje de DC para Joaquin Phoenix?
La carrera de Danai Gurira no para: de The Walking Dead y Black Panther a Godzilla Vs. Kong y Star Trek

Imágenes: CC