Blas Cantó se queda solo en Eurovisión 2021

·3 min de lectura

Este sábado 23 de mayo Blas Cantó representa a España en Rotterdam (Países Bajos) con su balada Voy a quedarme. Sin embargo, el camino a Eurovisión 2021 del cantante murciano está resultando una auténtica odisea. Y no solo porque Televisión Española (TVE) haya humillado y ninguneado al joven a la hora de cumplir su mayor sueño desde niño sino porque en estos últimos días previos a la gran final todo son inconvenientes. El resto de candidatos ha eclipsado al exintegrante de Auryn quien, para colmo, no convenció con su puesta en escena el pasado miércoles 13 de mayo. 

Al artista, que además le han hackeado la cuenta en Twitter, le llovieron los palos con eurofans estallando en Twitter y exigiendo incluso la dimisión de Toñi Prieto, la directora de entretenimiento de RTVE. Ahora que las recientes palabras de Barei (representante de nuestro país en Eurovisión 2016) tampoco han ayudado en el despegue del artista en el certamen europeo anual.

©Raúl Tejedor/RTVE
©Raúl Tejedor/RTVE

A pesar del buen hacer de Blas Cantó, su camino a Eurovisión está resultando de lo más amargo. El cantante ha sufrido como ningún otro representante de nuestro país ya que, para empezar, su candidatura de 2020 coincidió con el estallido de la pandemia de coronavirus y el festival no pudo celebrarse por lo que esto ha conllevado a que el joven cambie de canción para Eurovisión 2021. Sin embargo Voy a quedarme no cuenta con el respaldo de los eurofans, de hecho, los pronósticos para nuestro país no son nada halagüeños quedando relegado a la cola del ránking en las apuestas.

Pero hay más hándicaps que definitivamente pueden desconcentrar al joven murciano. A pesar de que Blas Cantó se ha repuesto de la escasa promoción de TVE y durante varias semanas acudió a Telecinco para interpretar la canción en el plató de la docuserie Rocío. Contar la verdad para seguir viva y Supervivientes 2021, en los últimos días está viviendo en sus carnes la sensación de soledad más absoluta. Y es que, más allá de que los eurofans han puesto a caer de un burro la escenografía tras el primer ensayo sobre el escenario del Ahoy Arena de Rotterdam, Barei le ha hecho un flaco favor cuando más necesita el apoyo de los artistas que han transitado por su mismo sueño.

En cambio, la representante de España en 2016 con el tema Say Yay! ha atacado recientemente las candidaturas de nuestro país en el icónico certamen. Por un lado la madrileña ha valorado su experiencia en el festival en una entrevista en el Twitch de Cadena Ser. "El peor momento de Eurovisión fue cuando en el primer ensayo no se seguían las instrucciones que yo había redactado", ha confesado antes de dar la estocada definitiva a Eurovisión que afecta de lleno a Blas Cantó, por mucho que en la misma conversación haya reconocido que es el candidato por excelencia.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

“El resto de países aprovechan las oportunidades que te brinda el festival. España hace actuaciones que parecen de José Luis Moreno", ha sentenciado Barei que, a su vez, ha explicado que jamás consideró que tenía probabilidad de hacerse con la victoria: "No pensaba que tenía posibilidades de ganar. ¿Hola? Somos España". Y es que según la cantante el problema de nuestro país es evidente: "Siempre fallamos en la escenografía. No es una cosa de TVE; sino de quién llevaba el Festival. En ese momento era Federico Llano".

Que Barei simbolice su fracaso en Eurovisión 2016 justo ahora evidencia que Blas Cantó se ha quedado más solo que la una. Es decir, en vez de recibir palabras de aliento tiene que escuchar como una compañera de profesión incrementa la polémica, mostrándose muy crítica con las carencias de su actuación a nivel de escenografía y señalando con el dedo al responsable de la delegación española en aquel momento.

En resumen, las palabras de Barei han sido la gota que ha colmado el vaso en el camino a Eurovisión 2021 de Blas Cantó.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Raúl Tejedor/RTVE