Blas Cantó, humillado y ninguneado por TVE en su camino a Eurovisión

Cine 54
·6 min de lectura

Eurovisión 2021 se celebrará en Róterdam (Países Bajos) el próximo 22 de mayo. Blas Cantó representará a España con el tema Voy a quedarme, sin embargo no parece que el joven murciano vaya a remontar la mala racha de los últimos años de nuestro país en el festival: en 2019 La venda de Miki Núñez no convenció fuera de nuestras fronteras y quedó en el último lugar y en 2018 Amaia Romero y Alfred García se tuvieron que conformar con la vigésimo tercera posición con Tu canción

Y es que a pesar de la disposición del exintegrante de Auryn no las tiene todas consigo, básicamente porque está siendo ninguneado en su camino al certamen por la misma cadena responsable de su emisión, RTVE.

Blas Cantó en Destino Eurovisión, ©RaulTejedor, (RTVE)
Blas Cantó en Destino Eurovisión, ©RaulTejedor, (RTVE)

Después de que Duncan Laurence ganase Eurovisión 2019 con la canción Arcade, nadie ha podido recoger el testigo de este cantautor holandés, dado que en 2020 el festival fue cancelado por la pandemia de coronavirus. Para dicha edición Blas Cantó fue elegido de manera interna por el ente público y, si bien se ha mantenido la selección del cantante de 29 años para la próxima entrega cuya celebración está a la vuelta de la esquina, la realidad es que RTVE parece estar descuidando la promoción de su candidatura.

El 5 de octubre de 2019 se comunicó que, después de cuatro años de preselecciones públicas, Blas Cantó había sido seleccionado de manera interna como representante de Eurovisión 2020. Es decir, que el exintegrante de Auryn se convertía en el abanderado del certamen a través de un proceso interno que también se siguió con Pastora Soler en 2012, El Sueño de Morfeo en 2013 y Edurne en 2015.

Apenas unos meses después, el 30 de enero de 2020, se presentó la canción que el joven defendería en el certamen. Así, después de unas semanas en las que la cadena pública se había volcado con Blas Cantó, trabajando a pleno rendimiento para dar con la canción idónea para que el artista lograra un buen puesto en el certamen, los eurofans descubrieron que la propuesta española se titulaba Universo. Una canción hecha a medida para el artista con un estilo arriesgado, pero que permitía conservar la esencia del joven músico.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Aunque Blas Cantó se centró en trabajar los distintos elementos que integraban la candidatura, la pandemia del coronavirus azotó al mundo y Eurovisión 2020 se vio avocado a la cancelación. Desde entonces, el también ganador de la quinta edición del concurso Tu cara me suena ha sido ninguneado en su camino al certamen. Un desafío que, por otra parte, lleva años deseando afrontar ya que recordemos que en 2004 se convirtió en finalista de Eurojunior por detrás de María Isabel.

Tras la cancelación de Eurovisión 2020 por la crisis sanitaria, RTVE invitó de nuevo al artista murciano a ser el abanderado de España en la edición 2021. Sin embargo, a pesar de la ilusión, talante y compromiso del representante, no está resultando precisamente fácil cumplir este sueño principalmente porque no se le está haciendo la promoción que merece antes del festival.

El pasado 20 de febrero Blas Cantó participó en un especial emitido en La 1 para decidir que canción representaría a España en Eurovisión 2021, permitiendo que la audiencia votara entre dos propuestas tituladas Memoria y Voy a quedarme. Si bien el segundo tema fue seleccionado con un 58% de los votos, la verdad es que el programa provocó un escándalo después de que los eurofans acusaran a la cadena pública de cambiar los números de teléfono de las actuaciones en pleno directo. Es decir, que en vez de que tomara el protagonismo esta balada, escrita por el cantante en el peor momento de su vida tras perder a su padre de cáncer y a su abuela de coronavirus, se dejó en un segundo plano todo lo que el joven había tenido que trabajar para esta candidatura en pro de la controversia.

Pero aquí no acaba todo. Además de las restricciones a las que se enfrenta Blas Cantó por la emergencia sanitaria, que como el resto de los representantes ha tenido que grabar su actuación en España, concretamente en el estudio 5 de Prado del Rey, para cubrirse las espaldas en caso de no poder viajar a Róterdam en la fecha prevista, hay que sumar que TVE tiene un montón de opciones para promocionar el tema del abanderado y no lo está haciendo.

En este mes que resta para la celebración de la gran final de Eurovisión Toñi Prieto, directora de entretenimiento de RTVE (a la que, todo sea dicho, los eurofans tienen cruzada), ha tenido unas palabras desacertadas en las que ha remarcado que ojalá que Telecinco llamara a Blas Cantó para promocionar su canción porque desde la cadena pública no tienen ningún programa musical para hacer este tipo de publicidad.

Un llamamiento que llega después de que Rocío. Contar la verdad para seguir viva, el documental protagonizado por Rocío Carrasco, haya acercado al público algunos temas favoritos a ganar el festival. Pero claro, de otros países. Así, mientras que Barbara Pravi, representante de Francia, y Gjons Tears, abanderado de Suiza, han podido interpretar Voilà y Tout lunivers en directo en el plató de la cadena de Fuencarral, Blas Cantó no ha contado con esta inesperada promoción.

Y si bien la docuserie protagonizada por la hija de Rocío Jurado no es un programa musical, Toñi Prieto ha lamentado -en declaraciones a FórmulaTV- que el cantante murciano no haya actuado en el plató de Telecinco: “Cualquier cadena podría sentirse identificada con esta participación de España. Entonces, que le hagan esa promoción nosotros estaríamos encantados.

La apelación de la directora de entretenimiento ha levantado polvareda en redes sociales ya que por esta fecha, con otros candidatos, RTVE plantaba promos constantes de su representante. Sin embargo, con Blas Cantó no está sucediendo. Es la dejación absoluta y resulta mucho más preocupante que el pasotismo que Soraya ha denunciado recientemente.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Y es que hace unos días la cantante criticaba el desinterés que ella vivió durante su participación por parte de empleados de RTVE. “Es gente que le da absolutamente igual el festival. Es gente que, probablemente, ni sea eurovisiva. Es gente que tiene su salario a final de mes y no le van a pagar más porque tú ganes o tú pierdas, declaró a la par que se refirió a estos trabajadores como “carcas”. A pesar de la mala experiencia de la extrameña hay que destacar que con ella sí que hicieron promo mientras que con Blas Cantó el pasotismo va mucho más lejos.

En resumen, a pesar del esfuerzo extra de Blas Cantó, se ha convertido en el representante más ninguneado en su camino a Eurovisión.

Más historias que te pueden interesar: