Ni blanco ni tinto, el vino de moda es naranja

vino naranja
Ni blanco ni tinto, el vino de moda es naranjaGetty Images

Los vinos naranjas están de moda, pero están lejos de ser una novedad. El origen de los vinos de tonalidad naranja se remonta a hace más de 4.000 años en el Cáucaso, específicamente en Georgia, región donde aún se elaboran estos vinos siguiendo la técnica ancestral. Desde ahí esta práctica se fue extendiendo a Eslovenia, luego a Italia, Francia y al resto de países que hoy lo producen. Aunque es en Australia y en Estados Unidos donde este tipo de vino toma relevancia y por primera vez se le denomina Orange Wine (Vino naranja) por su particular color.

No debemos confundir los vinos naranjas u orange wine con los vinos de naranja como los que se realizan en el Condado de Huelva. Éstos últimos son vinos fortificados que se maceran con cáscara de naranja y son ligeramente dulces, asemejándose a un vermut.

El vino naranja del que estamos hablando es un tipo de vino elaborado con variedades de uvas blancas cuyo mosto ha fermentado y macerado junto con sus hollejos o pieles, como si fuera un vino tinto. Es esa maceración en contacto con sus propias pieles lo que le va a aportar su característico color, aroma y sabor. Los tiempos de maceración con las pieles pueden variar considerablemente entre los diferentes productores, yendo desde unos pocos días a tres o cuatro meses. Hay productores más extremos que maceran incluso durante diez meses o hasta un año.

Este tipo de vino suele madurar en depósitos de hormigón, ánforas o grandes barriles de madera. Son vinos de elaboración artesanal y muy natural, suelen llevar muy poco azufre y generalmente se embotellan sin clarificar ni filtrar.

vino naranja
Vino naranja

Estos vinos tienen por lo general un marcado carácter y una estructura similar a la del vino tinto pero conservan todo el frescor característico de los blancos. Pueden tener diferentes tonalidades que varían entre el dorado, el ámbar y el naranja salmón. En nariz pueden parecer vinos dulces, pero generalmente en boca son bastante secos. Cuentan con una amplia variedad e intensidad de aromas, como el pomelo rosa y manzana madura con un sutil toque punzante que recuerda al velo de flor. También hay notas de flores secas, hierbas del campo y melocotón. Son aromas y sabores muy distintos a los que podemos encontrar en otros tipos de vinos. Y es eso que los hace tan únicos y tan especiales.

Los vinos naranjas necesitan de una temperatura de servicio especial para expresar todas sus características y cualidades. Lo recomendable es no tomarlos demasiado fríos, personalmente me gusta servirlos entre los 10 y los 12ºC. Una copa de cristal transparente nos dejará apreciar mejor sus aromas, color y sabor.

Creo que una de las principales ventajas de estos vinos, es que son muy versátiles a la hora de combinarlos con comida, y por ello cada vez están más presentes dentro de las cartas de vinos de restaurantes y Wine Bars que prestan especial atención al maridaje y que buscan proponer opciones más atrevidas y divertidas.

Estos vinos dan mucho juego a la hora de acompañarlos con platos de comida asiática, arroces, escabeches, cualquier tipo de carne, quesos curados y con pescados grasos. Y créeme que son el aperitivo perfecto por su frescura.

vino naranja maridado con queso y frutos secos
EMILIA BRANDAO

Si quieres introducirte en los vinos naranjas y no sabes por donde empezar, te dejo cinco vinos para descubrir el nuevo color de vino:

Ulterior Orange, VT Castilla La Mancha

vino ulterior orange, vt castilla la mancha
D.R.

7103 Petit Celler Brisat de Giró Ros, VT Mallorca

vino 7103 petit celler brisat de giro ros
D.R.

Sitta Doliola, DO Rías Baixas

vino naranja sitta doliola
Vicente Fernández Piedras

Oveja Naranja sobre Pieles, Castilla La Mancha

vino oveja naranja
D.R.

Cueva Orange, D.O. Valencia

vino cueva orange
D.R.