Blanca Suárez estrena flequillo y revela cómo ha sido su verano

·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Blanca Suárez ha vuelto al trabajo. Después de disfrutar de un verano de ensueño, la actriz ha vuelto a las alfombras rojas con motivo del estreno de la película 'El test', cinta basada en una obra de teatro que gira en torno a una sencilla pregunta '¿Qué escogerías: 100.000€ ahora o 1 millón de euros dentro de un año?'. "Tengo paciencia, me quedo con el millón", contestaba la propia Blanca Suárez en la premiere donde ha lucido un look muy punk con el que ha enamorado y sorprendido a partes iguales.

Para esta nueva cita, la actriz rompió con un collar de pinchos muy acorde a su maquillaje en negro y escogió un diseño de Mugler: un vestido ceñido de cuello a la caja y manga larga con un tejido semitransparente de estratégicos drapeados que combinaba el negro y el beis de forma elegante a través de un degradado con el que Blanca aprovechaba para estilizar el cuerpazo que ha lucido este verano.

Y es que, la actriz se ha dejado ver disfrutando por las playas de Maldivas o de Jávea, un verano del que ha confesado que viene relajada y con las pilas cargadas para la temporada que la espera en la que tiene un estreno pendiente y varios proyectos sobre la mesa "que ya saldrán". "Hoy es un poco el primer día, de sopetón. Aparecer aquí... ¡Muy nerviosa! Después de meses estar tranquila, en casa descansando... y de repente estamos aquí en mitad de la Gran Vía estrenando esta película, por fin. Pero tenía muchas ganas de que llegase septiembre y ponernos, otra vez, manos a la obra".

Aunque en sus redes ha sido muy discreta sobre cómo ha pasado estas vacaciones, Blanca ha confesado que de este verano se queda "con que he descansado, no siento que se me haya hecho corto y he disfrutado cada momento de este verano" que ha compartido "con toda la gente que quiero", entre ellas su novio, Javier Rey.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

Además, Blanca nos ha hablado de su radical cambio de look, cambiando al moreno y cortándose el flequillo que se ha convertido en tendencia, el cual fue una decisión meditada: "Lo pensé. Sí, claro. Además, soy consciente de que mi imagen a la hora de trabajar hay que tenerla en cuenta, pero me apetecía cambiar, además el verano lo tenía libre... ¿Y por qué no?". Y es que, la actriz ha confesado que es "impulsiva cuando también creo que hay que ser impulsiva".