Blanca Portillo presenta en Zaragoza ‘Silencio’,un monólogo poco convencional

·3 min de lectura

Zaragoza, 11 may (EFE).- El Teatro Principal de Zaragoza acogerá del 12 al 15 de mayo la representación de ‘Silencio’, una obra en la que Blanca Portillo representa el discurso de ingreso de la Real Academia Española de Juan Mayorga de una forma tan poco convencional que hace que este monólogo se convierta en un “diálogo permanente con el espectador a niveles insospechados”.

La actriz madrileña ha presentado este miércoles junto a la vicealcaldesa Sara Fernández y el gerente del Patronato de Artes Escénicas de Zaragoza, José María Turmo, la obra que arrancará este jueves y que cuenta con la dirección del propio Mayorga, autor del discurso sobre el teatro que fue posteriormente adaptado junto con Portillo.

La actriz, productora y directora de teatro ha recordado el momento en que asistió al discurso de su amigo. Al concluir, el académico de número que ostenta ya la silla ‘M’ le dijo que tal y como estaba planteada la alocución la podría haber hecho ella como actriz.

A Portillo le pareció un bonito halago, pero, con la llegada de la pandemia y en pleno confinamiento comenzó a pensar: “¿Y si se convirtiera en realidad?”.

“Así que se lo propuse, pegó un bote y comenzamos a trabajar”, ha rememorado la actriz sobre esta obra que se fraguó en reuniones de ‘Zoom’ y tras un mes y medio de ensayos presenciales.

“Ha sido un proceso largo y laborioso para construir una obra en torno a ese maravilloso escrito”, ha señalado la actriz que, a pesar de que después de ‘El testamento de María’ “juró y perjuró” que no volvería a interpretar un monólogo, no pudo resistirse a este proyecto, que llega a Zaragoza después de llenos permanentes en el Teatro Español de Madrid.

Pero, como indica la actriz, para convertir el discurso en teatro tuvieron que crear un conflicto: efectivamente, el dramaturgo le pide que lea su discurso a una actriz, que no está de acuerdo con muchas de las cosas.

“El resultado no es una obra al uso, es lo que sucede entre dos personas, una presente y otra no, que están enfermas de teatro”, ha comentado la actriz sobre este monólogo, que no solo enseña la historia del teatro, sino que también sorprende.

Según Portillo, “te emocionas, lloras, ríes, te diviertes, piensas y te sientes parte de un todo con el resto de los espectadores”.

“La gente lo disfruta muchísimo, hemos tenido llenos permanentemente y la gente lo goza mucho. Es una experiencia especial, no es una obra convencional”, ha señalado la artista sobre esta propuesta que habla sobre la importancia del silencio en el teatro, a la par que hace un recorrido por la dramaturgia universal.

De hecho, para ella, el silencio es fundamental “en cualquier forma, ocasión y lugar”: “A pesar de lo que la gente pueda pensar, soy una persona bastante silenciosa; cuando no estoy trabajando, estoy en silencio”.

La actriz, que tiene la casa prácticamente insonorizada y que para los relojes que hacen ruido, utiliza el silencio como “espacio de reflexión y de creación”, y en él desarrolla todo su trabajo actoral, convencida de que “el teatro no tiene sentido si no hay silencio”.

Y, a pesar de que “el silencio impuesto es el único que no es agradable”, Portillo cree que “por el miedo al silencio llenamos de ruido y de palabras, pero escuchar siempre es más sano”.

Por eso, apuesta por estar un rato pensando antes de emitir un juicio y pensar antes de “hablar por hablar”, ya que “el silencio es un espacio muy fértil, pero hay que cuidarlo y no tenerle miedo”.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente