No hemos visto ni un par de minutos y Black Adam ya nos hace llevar las manos a la cabeza

·4 min de lectura

DC acaba de presentar el primer tráiler oficial de Black Adam, el nuevo proyecto estrella de su universo de superhéroes que contará nada más y nada menos que con Dwayne Johnson bajo la piel de su rol principal. La cinta nos narrará los orígenes del personaje en Egipto hace 5.000 años, girando en torno a su liberación en nuestro mundo, la adquisición de sus poderes de los dioses antiguos o su lucha contra un grupo de villanos denominado como la Sociedad de la Justicia Americana. Sin duda, elementos para creer que Warner empezaba a encontrar el buen camino con este franquicia que tantos dolores de cabeza les ha causado. Pero este primer avance nos ha dicho justo lo contrario.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Como no podía ser de otra forma, el tráiler de Black Adam se centra en relucir la acción que veremos el próximo mes de octubre cuando la película llegue a los cines. Llama especialmente la atención su toque futurista mezclado con esa estética cálida propia del mundo de Egipto y sus dioses, pero también lo ruidosas y caóticas que lucen sus secuencias más espectaculares y lo forzado que se ven sus puntos de humor. De hecho, a título personal me atrevería a definir el avance como una mezcla entre un Rey Escorpión futurista, la acción más rutinaria de DC y los intentos fallidos que ya tuvo la franquicia de acercarse al toque cómico que tan bien le funciona a Marvel en sus películas.

Sobre lo primero, ver a The Rock interpretar otro personaje cuya mitología se sustenta en el Antiguo Egipto lleva inevitablemente a pensar en su primer papel en El regreso de la momia y su spin-off, lo que no es nada malo. De hecho, es un detalle con el que los más fans del actor estarán encantados. El problema llega cuando esto se mezcla con una conjunción de batallas, explosiones y destrucción masiva que peca de exageración, un error que DC ya cometió en sus inicios y con el que ni público ni crítica quedaron convencidos.

En concreto, me ha remitido al tramo final de El hombre de acero de Zack Snyder, a toda la secuencia de la destrucción de Metrópolis donde un no parar de luchas pasadas de rosca contra el villano Zod, derrumbamientos de edificios y explosiones por doquier convertían todo el clímax en un caos que saturaba. Y esto parece estar de vuelta en Black Adam, puesto que en su tráiler no faltan escenas del superhéroe protagonizando intensas luchas con destrucción masiva en una ciudad, por no hablar de esos vuelos por el desierto o el mar donde la pirotecnia es la gran protagonista. Y si recordamos, fue una de las razones por las que esta primera película de Superman en el Universo DC fue tan duramente criticada por la crítica especializada, lo que no augura nada bueno.

Dwayne Johnson como Black Adam en la película de DC (Foto: Warner Bros. Pictures)
Dwayne Johnson como Black Adam en la película de DC (Foto: Warner Bros. Pictures)

Aunque más chocante es encontrarse otra vez con pinceladas de humor forzadas, aquellas por las que Warner ya apostó en el montaje de Liga de la Justicia de Josh Whedon y que fueron una de las razones del estrepitoso descalabro de esta película. Era un tono cómico que remitía claramente a las películas de Marvel, el rival directo de DC y al que el estudio buscaba emular a la desesperada. El problema estaba en que los personajes y el tono de esta franquicia no se adaptaba de la misma forma a la comedia, y Black Adam, superhéroe que ya en el tráiler luce intenso, parece que tampoco va a cuajar con esta fórmula.

Y es que, una vez más, este primer avance da a entender que en Warner siguen sin tener las cosas claras sobre el rumbo a seguir con su universo de superhéroes. Mientras que sagas como el Universo Cinematográfico Marvel deben gran parte de su éxito a hojas de rutas milimétricamente calculadas, DC parece seguir tirando a la improvisación desesperada hasta dar con una fórmula que les funcione. Y lo peor es que parecen no darse vencidos con sus ideas fallidas y continúan insistiendo con propuestas que ya nos hicieron llevarnos las manos a la cabeza en el pasado. Porque, si algo no funcionó, fue fruto de críticas negativas y se tradujo en fracasos en taquilla, no tiene sentido volver a recuperarlo.

Por ahora, es solo un tráiler de un par de minutos y es posible que estas malas vibraciones sean solo una impresión errónea de ver poco material de forma rápida y difusa. El resultado final podremos comprobarlo el próximo 21 de octubre de 2022, cuando Black Adam llegue a las salas de cine de todo el mundo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente