Las acusaciones de conducta inapropiada reviven el hervidero de rumores que persigue a Bill Murray

·4 min de lectura

Bill Murray está en el punto de mira. Una investigación por presunto comportamiento inapropiado está marcando la producción de Being Mortal, la nueva cinta del actor de Los cazafantasmas que habría sido puesta en pausa tras quejas de varias mujeres por supuestos tocamientos no consentidos por parte del intérprete. En declaraciones recogidas por Page Six, varias fuentes del rodaje aseguran que Murray “fue muy tocón” y realizó acciones tales como poner su brazo alrededor de una mujer, tocarle el pelo y tirar de su coleta, comportamiento que no fue bien visto aunque se asegurara que lo realizara “de una forma cómica”. “Es una línea fina y todo el mundo ama a Bill, pero aunque su conducta no es ilegal, algunas mujeres se sintieron incómodas y él cruzó una línea", declaraba una fuente anónima.

Pero lo cierto es que Murray tiene tras de sí un supuesto historial de problemas en rodajes que podrían haber incentivado a Disney, estudio tras la producción de Being Mortal bajo la marca de 20th Century Studios, a investigar en profundidad el asunto. De hecho, el hijo de Richard Dreyfuss, actor con el que Murray trabajó en 1991 en ¿Qué pasa con Bob? de Frank Oz (también producida por la casa Mouse bajo el sello Touchstone Pictures), no tardó en salir a recordar y denunciar en Twitter supuestos comportamientos poco éticos de la estrella de Atrapado en el tiempo hacia su padre.

Bill Murray en la fiesta de Vanity Fair en los Óscar 2022 (Foto: Arturo Holmes/FilmMagic/Getty Images)
Bill Murray en la fiesta de Vanity Fair en los Óscar 2022 (Foto: Arturo Holmes/FilmMagic/Getty Images)

“Bill Murray tuvo un colapso durante '¿Qué pasa Bob?' porque quería un día libre extra, [la productora] Laura [Ziskin] dijo que no, le arrancó las gafas de la cara, mi padre se quejó de su comportamiento y Bill Murray le arrojó un cenicero”, escribió Ben Dreyfuss sobre la presunta actitud violenta de Murray hacia su padre en dicho rodaje. Según detalla en sus tweets, la producción se pausó tras el incidente y no se reanudó hasta que Disney contrató “a algunos guadaespaldas” para poder separar físicamente a Richard Dreyfuss y Bill Murray entre tomas.

La mala relación entre ambos intérpretes ya había sido desvelada por el propio Richard Dreyfuss en una entrevista con Yahoo en 2019, cuando definió a Murray como “un matón borracho irlandés” tras relatar el mencionado incidente del cenicero. “Puso su cara a mi lado, nariz con nariz, y gritó a todo pulmón: '¡Todo el mundo te odia!”, contaba. “No hubo tiempo para reaccionar, porque se echó hacia atrás y tomó un moderno cenicero de vidrio soplado. Me lo arrojó a la cara desde solo unos metros de distancia. Pesaba alrededor de tres cuartos de libra”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Además, la productora Laura Ziskin, fallecida en 2011 a causa de un cáncer de mama, contó en 2003 que tras denegar la petición de Murray de darle un día libre este incluso la amenazó con lanzarla al otro lado de un parking. “Bill amenazó con tirarme al otro lado del aparcamiento, luego me rompió las gafas de sol y las tiró a la otra punta del parking”, declaró para Los Ángeles Times.

Si echamos la vista más atrás, también podemos encontrar artículos en prensa que hablan de aparentes comportamientos inapropiados de Murray con sus compañeros de reparto y equipo en varias producciones. Por ejemplo, remontándonos a los inicios de su carrera en los años 70 en programas como Saturday Night Live, libros como Live From New York: An Uncensored History of Saturday Night Live habla de un intercambio de insultos y pelea física entre el actor y el comediante Chevy Chase.

Al parecer, Murray habría aludido a las relaciones sexuales de Chase con Jacqueline Carlin, su entonces mujer, a lo que el cómico le respondió con tono infantil señalándose que su cara se veía “como algo en lo que aterrizó Neil Armstrong”. Otros miembros del equipo como Laraine Newman, presentes en aquel momento, contaron en programas como Watch What Happens Live With Andy Cohen en 2021 que la discusión terminó llegando a la fuerza bruta en una pelea que definió como “muy triste, dolorosa y horrible”.

Violet Ramis Stiel, hija del actor y director Harold Ramis con el que Murray tenía una profunda amistad, también contó que la relación idílica entre el actor y el director de Atrapado en el tiempo no era tan bonita como nos podríamos pensar. Según desveló en su libro Ghostbuster's Daughter: Life With My Dad en 2018, durante el rodaje de esta clásica comedia de los 90, Murray supuestamente habría agarrado a Ramis del cuello de la camisa y lo habría arrojado contra la pared. “Trató de no tomárselo como algo personal pero se sintió desconsolado, confundido y, sin embargo, no sorprendido por el rechazo".

No olvidar tampoco la disputa que mantuvo con Lucy Liu mientras rodaba Los Ángeles de Charlie en los 2000. Según desveló la actriz en 2021, Murray comenzó a “lanzarle insultos” usando un lenguaje “inexcusable e inaceptable” a causa de la reformulación de una escena que se había realizado mientras él estaba ausente en una reunión familiar.

“Mientras grabábamos la escena, Bill comenzó a lanzar insultos. No entraré en detalles, pero siguió y siguió. Yo estaba como, 'Wow, parece que me está mirando directamente a mí'”, contaba Liu a Page Six. “Y claramente lo era, porque luego comenzó a convertirse en una comunicación uno a uno”, continuó. “Entonces, sí, me defendí y no me arrepiento. Porque no importa qué tan bajo en el tótem estés o de dónde vengas, no hay necesidad de ser condescendiente o menospreciar a otras personas”.

Bill Murray, Lucy Liu, Cameron Diaz y Drew Barrymore (Photo by Jeff Kravitz/FilmMagic, Inc)
Bill Murray, Lucy Liu, Cameron Diaz y Drew Barrymore (Photo by Jeff Kravitz/FilmMagic, Inc)

Y no parece que fuera el único incidente durante la producción de ambas entregas protagonizadas por Cameron Diaz, Drew Barrymore y Lucy Liu. En una entrevista en 2009 con The Guardian el director McG contó que no ha habido “una película que haya hecho en el que no haya habido algún tipo de pelea física”, parándose a hablar de que “una estrella de clase A” le dio “un cabezazo” que estuvo a punto de romperle la nariz. Aunque en un principio no aportó nombres, acabó por revelar que dicha persona era ni más ni menos que Bill Murray. “Probablemente no debería, pero fue Bill Murray. Ya sabes, es una industria apasionante”.

Con todo este presunto historial recogido por diversas publicaciones, medios y estrellas de Hollywood, se puede entender mejor la decisión de Disney de paralizar las grabaciones de Being Mortal hasta aclarar estas presuntas nuevas acciones problemáticas de Murray.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente