Empresa desmiente que Bill Gates haya comprado el primer yate de hidrógeno por 645 millones de dólares

Bill Gates es uno de los hombres más ricos del mundo. En 2020, su fortuna se estima que ronda los 110.000 millones de dólares. Y no para de aumentar. Aunque se jubiló en 2008, no para de ganar dinero gracias a sus lucrativas inversiones en bolsa. Y aunque es un hombre que es famoso por sus gustos austeros, una noticia aseguraba que se acababa de dar un caprichito... de 500 millones de libras (unos 645 millones de dólares).

Según informan varios medios británicos, entre ellos The Telegraph, Bill Gates acaba de firmar un contrato para hacerse con el que quizás sea el barco más futurista que existe. Se trata de un yate que no funciona ni con electricidad, ni con gasolina, sino con hidrógeno.

Sin embargo, Sinot Yacht Architecture and Design, la empresa holandesa que ha diseñado la embarcación, ha asegurado que "no tiene relación comercial" con Bill Gates. Agregó que el concepto de yate, llamado Aqua, "no estaba vinculado" a él ni a ninguno de sus representantes. "Aqua es un concepto en desarrollo y no se ha vendido a Gates", dijo una portavoz de la compañía.

Bill Gates es uno de los empresarios que está apostando por el hidrógeno como un combustible de futuro. REUTERS/Jason Lee

El barco, cuyo modelo se llama “Aqua” tiene 112 metros de eslora y se anunció el año pasado en el Monaco Yacht Show, la feria en la que los multimillonarios compran fastuosas naves para surcar los mares.

Tal y como asegura The Telegraph, el Aqua es un barco pensado para los más pudientes que a la vez tengan sensibilidad medioambiental.

Los planes de personalización de la embarcación no se han hecho públicos, pero en los materiales de promocionales de la constructora se asegura que este tipo de barco cuenta con una ventana de vidrio blindado para ver los tanques de hidrógeno líquido y un gimnasio con una escotilla enorme que se abre para revelar la superficie del océano, creando la percepción de que los pasajeros hacen ejercicio y a la vez se relajan en una isla en medio del mar.

Gates, cofundador de Microsoft (MSFT) y que actualmente está clasificado como el segundo hombre más rico del mundo, suele alquilar superyates para pasar las vacaciones de verano junto a su familia, muchas veces por el Mediterráneo. Pero, de momento, parece que no ha optado por comprar ninguna embarcación.

Así es el Aqua, el superyate de hidrógeno. Imagen: Sinot Yacht Architecture and Design.

El Aqua ni siquiera está construido, y se estima que todavía tardará cuatro años en navegar. Y aunque parezca un capricho monstruoso, la verdad es que es un barco 'pequeño' dentro de su categoría. Por ejemplo, el superyate Eclipse, encargado por Roman Abramovich, el oligarca y propietario del club de fútbol Chelsea, tiene 163 metros de eslora.

El Aqua contará con dos tanques sellados al vacío de 28 toneladas para almacenar hidrógeno líquido a menos 252 grados Celsius. El combustible se usará para generar energía para los dos motores de un megavatio y los pasajeros a través de celdas de combustible, que combinan hidrógeno con oxígeno del aire para producir electricidad y agua. Sí, en este tipo de motores el deshecho es agua.

El sistema ofrece una velocidad máxima de 17 nudos, velocidad de crucero de 10 a 12 nudos y un alcance de 3750 millas náuticas, más que suficiente para viajar desde Nueva York al Reino Unido.

No sería la primera vez que Bill Gates se interesa por el hidrógeno como fuente de combustible. El magnate es inversor en Heliogen, una empresa emergente de California que utiliza software inteligente para controlar una serie de espejos que enfoca los rayos del sol para generar calor extremo. Su objetivo es crear una fuente limpia de gas de hidrógeno mediante la división de las moléculas de agua sin el uso de combustibles fósiles.

La mayor parte del hidrógeno se produce actualmente mediante procesos que dependen de combustibles fósiles y producen dióxido de carbono. Es posible, aunque mucho más costoso, usar electricidad de fuentes renovables para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno.

Pero quienquiera que finalmente compre el Aqua se va a enfrentar a un problema una vez que tenga su superyate: actualmente no existen estaciones de carga de hidrógeno en ningún puerto del mundo.

Así es el Aqua, el superyate de hidrógeno. Imagen: Sinot Yacht Architecture and Design.

Más historias que te pueden interesar

Cómo Bill Gates se hizo millonario: su lado más personal y desconocido

Bill Gates advirtió del riesgo de coronavirus en 2015

10 lecciones que tienes que aprender de Bill Gates