Bill Cosby está disfrutando de su estadía en prisión calificándola como "una experiencia asombrosa"

A sus 81 años y tras ser el rey de la comedia americana durante varias décadas, Bill Cosby se encuentra cumpliendo condena en una prisión de máxima seguridad por drogar y abusar sexualmente a Andrea Constand en su casa en 2004. Tras ser condenado a pasar entre 3 y 10 años de prisión el pasado mes de septiembre, el intérprete fue esposado y trasladado al Instituto Correccional Estatal Phoenix, en las afueras de Pensilvania, y según su portavoz está disfrutando de la experiencia.

Bill Cosby (Autor: The World Affairs Council of Philadelphia – Licencia: Creative Commons Attribution 2.0 Generic license – Fuente: Flickr)

Cosby dijo adiós a una vida de lujos y privilegios de estrella hollywoodense, para convertirse en el interno NN7668 de la prisión en donde cuenta con un guía personal debido a su avanzada ceguera. Y a pesar de haber destruido por completo su legado, Cosby afirma que su experiencia está siendo “asombrosa”, según reveló su portavoz y mano derecha, Andrew Wyatt, en una entrevista con la cadena NBC 10, de Filadelfia.

Cosby mantiene relación con algunos presos, y según el portavoz, disfruta escuchando sus historias. “Dice que a pesar de las circunstancias, está siendo una experiencia asombrosa”, sentenció. Y ante el asombro de la periodista por el calificativo utilizado, Wyatt confirmó: “Sí, utilizó el término experiencia asombrosa”.

Según reveló TMZ a pocos días de comenzar su condena, Bill Cosby estaba recluido a una unidad cercana a la enfermería pero hace justamente dos semanas fue trasladado a una celda en solitario. El mismo portavoz afirmó que Cosby se despierta a las 3:30 de la mañana, ejercita en su celda, se ducha y desayuna. Asegura que perdió peso desde su ingreso en prisión bajando hasta los 88 kilos en la actualidad, que evita ingerir pan y postre, y que “no bebe café desde que está allí”.La parte graciosa de esto es que la señora Cosby estuvo intentando impedirle beber café durante 55 años e hizo falta ‘esto’ para que dejara de hacerlo”, contó entre risas. Pero tampoco ingiere sal, lavando toda su comida antes de comerla para quitarle el sodio. Lo hace tres veces al día.

A su vez, Cosby conversa por teléfono con su esposa Camille -tres veces al día durante tres minutos cada llamada- pero quien todavía no lo ha visitado por decisión del actor. “En este momento, soy su único visitante fuera de sus abogados, y así lo quiere él”, dijo Wyatt. “Ella no lo ha visitado. Él no quiere que ella lo visite […] Es mentalmente fuerte. Es un hombre fuerte”, añadió.

NORRISTOWN, PA – SEPTEMBER 25: (Photo by Gilbert Carrasquillo/Getty Images)

Andrea Constand es una ex empleada canadiense de la Universidad de Temple quien, una noche de 2004, fue a la casa del actor donde la drogó con pastillas para luego abusar sexualmente de ella. Su caso salió a la luz después de que otra decenas de mujeres acusaran a Cosby de someterlas al mismo trauma abusando de manera similar y a lo largo de su carrera desde, al menos, los años 60. Él siempre negó todas las acusaciones. Sin embargo, el juez del caso, Steven O’Neill, lo definió como “un depredador sexualmente violento” y lo condenó a asesoría de por vida.

El señor Cosby se había preparado y a todos nosotros unos tres meses antes” de la sentencia, afirma Wyatt. “Nos dijo que este tipo tiene una vendetta en mi contra”, refiriéndose al fiscal del caso. “Estoy preparado para entrar, no se preocupen por mí”, le dijo.

El Instituto Correccional Estatal Phoenix es una prisión nueva, inaugurada en 2018, con altas medidas de seguridad. Cosby debe ser contado en su celda siete veces al día, y el centro cuenta de dos pisos donde los reclusos pueden conversar, jugar a las cartas o mirar televisión. NBC afirma que, desde que entrara en prisión, el comediante ha recibido miles de cartas y miles de dólares para sus gastos en prisión. Actualmente sus abogados se encuentran apelando la sentencia acusando al juez de cometer once errores en el caso.


Para seguir leyendo:
Muere Albert Finney, el eterno nominado a los Oscar y amante de Audrey Hepburn, a los 82 años
Califican a Mary Poppins de “racista” por parodiar a las personas de piel negra