'Bienvenidos al Edén': dónde se rodó la serie de Netflix

·4 min de lectura
Photo credit: LUCIA FARAIG/NETFLIX
Photo credit: LUCIA FARAIG/NETFLIX

Dos días antes, Zoa, que vive en Barcelona y parece estar constantemente prestando dinero a su siempre enferma madre, recibe un texto al azar en el que se le pregunta "¿Eres feliz?" El texto viene de un banco de ordenadores en un búnker; una mujer llamada Astrid (Amaia Salamanca) quiere encontrar a los mayores influencers para invitarlos a una fiesta tipo Fyre para su nuevo producto, Eden Blue. Pero aquí está el giro: los cinco asistentes más dignos, que son preseleccionados por Astrid y su personal, no van a poder salir.

Photo credit: LUCIA FARAIG/NETFLIX
Photo credit: LUCIA FARAIG/NETFLIX

'Bienvenidos a Edén': la crítica de la serie

La amiga de Zoa, Judith, convence a Zoa para que la convierta en una más en esta fiesta, a pesar de que Zoa firmó un contrato en el que decía "nada de amigos". Mientras son conducidos por un dron a un almacén, conocen a algunos de los otros asistentes: Un tipo bobo llamado Aldo (Albert Baró), un tipo callado e inteligente llamado Ibón (Diego Garisa), otro tipo llamado Charly (Tomy Aguilera) y África (Belinda Peregrín), una mega-influencer que acude a la fiesta de la playa con unas brillantes botas de tacón.

La fiesta es la esperada fiesta libre, con gente que se separa para tener sexo y otras cosas. Pero hay cosas oscuras en el fondo, como descubre Judith cuando ve cómo uno de los trabajadores es atacado y ahogado en un barril de agua. Los cinco "elegidos" consiguen probar la bebida del Edén Azul, pero poco saben que la bebida está adulterada, lo que acaba por bloquear la mayoría de los recuerdos de esa noche.

Los cinco elegidos se despiertan a la mañana siguiente, con una resaca total. No hay nadie más en la isla. Un dron les conduce a un recinto, donde Astrid, su marido Erik (Guillermo Pfening) y los trabajadores de la fiesta les reciben.

Photo credit: LUCIA FARAIG/NETFLIX
Photo credit: LUCIA FARAIG/NETFLIX

'Bienvenidos a Edén': crítica de la serie

El primer episodio de Bienvenidos a Edén tiene algo de intriga, sobre todo porque no estamos seguros de cuáles son exactamente las intenciones de Astrid con estos cinco niños. Sabemos que elige a niños cuyas vidas no son ideales; por ejemplo, vemos a Ibón tener un enfrentamiento físico con su padre, siempre decepcionado.

¿Pero cuál es su objetivo final? ¿Darles un hogar que ella considera ideal? Parece que esta vida tiene algunas desventajas intensas, especialmente el hecho de que ella y su marido mantengan a estos niños en su recinto en contra de su voluntad. Tenemos la sensación de que algunos de los niños sufrirán el síndrome de Estocolmo y decidirán quedarse y otros intentarán encontrar la manera de salir de la isla.

Además, ¿cuál es el destino de Judith y los demás asistentes a la fiesta? Sabemos que Judith fue considerada "prescindible" por Astrid, ya que su pulsera no funcionaba y luego vio algo que no debía. Pero, ¿es su destino el único que vemos?

Los creadores Joaquín Górriz y Guillermo López nos dan lo justo en el primer episodio para engancharnos, pero esperamos ver más detalles de la vida de los cinco "elegidos", junto con algunos de los otros niños que acabaron en la isla para quedarse. Por ahora, sin embargo, la serie ha tenido un buen comienzo.

Photo credit: LUCIA FARAIG/NETFLIX
Photo credit: LUCIA FARAIG/NETFLIX

'Bienvenidos a Edén': dónde se rodó

La provincia de Teruel ha vuelto a ser el escenario de rodaje de una serie de ficción de ámbito internacional. Rodada en la comarca del Matarraña con la colaboración de Teruel Film Commission (TFC), el servicio de atracción de rodajes de la Diputación de Teruel (DPT).

Una de las localizaciones de la serie se sitúa en la comarca del Matarraña, concretamente en las espectaculares Solo Houses de Cretas. Allí se ubica el excéntrico centro donde ocurre la trama de esta producción audiovisual, que en la serie aparece en medio de una isla paradisíaca. Las edificaciones se completaron con decorados que supusieron un trabajo de varios meses en el que participaron gremios locales. Además, grandes pantallas de chroma key posibilitaron que el mar esté continuamente presente.

Las Solo Houses de Cretas son uno de los marcos más demandados por producciones audiovisuales de todo el mundo. Han protagonizado además un programa de arquitectura de Netflix y en ellas se han rodado decenas de anuncios y hasta una superproducción de Bollywood.

Estos escenarios y otros de la Comarca del Matarraña también formarán parte de la serie en su segunda temporada, cuyo rodaje ha tenido lugar durante las últimas semanas. La primera entrega se rodó entre el 15 de marzo y el 30 de abril de 2021 con un equipo técnico integrado por alrededor de 90 personas que supuso una importante actividad económica en el territorio, tanto por las pernoctaciones como por la contratación de empresas locales. La presencia del equipo se hizo notar en Valderrobres y otras localidades del territorio, que aprovecharon para visitar en sus tiempos de ocio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente