Beyoncé: "Sufrir abortos me enseñó que la pérdida es un regalo"

(Photo by Gareth Cattermole/Getty Images for Disney)

La diva del pop Beyoncé protagoniza una urbana sesión de fotos con entrevista en el número de enero de la revista ‘Elle’.

El magazine ha elegido a Queen B para empezar 2020 y Beyoncé estrena portada con trenzas en la cabeza y unas declaraciones realmente profundas sobre su faceta como madre y también sobre los abortos que ha tenido que sufrir previamente.

Beyoncé se encuentra de lanzamiento profesional y es que la cantante y empresaria ha lanzado al mercado una línea de ropa para Adidas llamada Ivy Park. Esta colección de prendas urbanas, cómodas, coloristas y deportivas son las protagonistas de sus fotos para Elle.



A sus 38 años Beyoncé no quiere tener secretos con sus fans y es muy honesta a la hora de hablar de sus sentimientos, quizá por eso se ha prestado a que parte de la entrevista sea formulada a partir de preguntas que previamente habían mandado sus seguidores por redes sociales.

Entre otras cosas, la cantante ha querido hablar de su éxito personal y eso, paradójicamente, va muy ligada a una ‘derrota’ (o mejor dicho, a un enorme dolor) a nivel personal. Beyoncé cambió su modo de ver la vida y el éxito a raíz de sufrir varios abortos involuntarios.

Su respuesta literal es: “Comencé a buscar un significado más profundo cuando la vida comenzó a enseñarme lecciones que no sabía que necesitaba. El éxito me parece diferente ahora. Aprendí que el dolor y la pérdida era un regalo. Esos abortos me enseñaron que tenía que aprender a cuidar de mí misma antes de ser madre de otra persona”

Son declaraciones desgarradoras pero, al mismo tiempo, empoderan a las mujeres a levantarse tras sufrir una pérdida tan grande y a comprender que, tras un aborto involuntario, transformar el dolor en aprendizaje puede ser el camino hacia el florecer personal y, en el caso de Beyoncé, también profesional.

La artista define sus abortos como “la experiencia más triste que jamás he tenido que vivir” y, de hecho, durante un tiempo afectó también a su marido Jay-Z. Afortunadamente la pareja se hizo más fuerte desde la pérdida y consiguieron ser padres primero con Blue Ivy, que ahora tiene siete, y después con Sir y Rumi que ya tienen dos añitos.



Al convertirse en mamá, Beyoncé explica que: “Tuve a Blue y la búsqueda de mi yo interior fue mucho más profunda. Morí y renací de la relación conmigo misma. Ser la número uno ya no era mi prioridad. Mi verdadera victoria ha sido crear arte y un legado que vivirá mucho más allá de mí. Eso es muy gratificante”.

Y prosigue: “Me aseguro estar presente para mis hijos: dejar a Blue en el colegio, llevar a Rumi y a Sir a sus actividades, tener tiempo para mis momentos con mi esposo y llegar a tiempo a casa para cenar en familia, todo mientras dirijo una empresa puede ser desafiante. Hacer malabares con todos esos roles puede ser estresante, pero creo que es la vida para cualquier madre trabajadora”, concluye.


Más historias que te pueden interesar

Beyoncé responde a los que critican sus cambios de peso

Un posible dueto entre Beyoncé y Rosalía enloquece Twitter

Beyoncé y Blue Ivy con look combinado de estreno