Bertín Osborne puede tener la solución a los problemas de 'Sálvame'

·5 min de lectura

Sálvame atraviesa una de sus mayores crisis de audiencia y está poniendo toda la carne en el asador para que el barco no se hunda. Así, en las últimas semanas el magacín de Telecinco ha sorprendido a los espectadores con todo tipo de novedades y cambios, como la nueva sección protagonizada por Belén Esteban, la incorporación de Adela González como presentadora o la transición de David Valldeperas a colaborador tras unos cuantos años ejerciendo como director del programa.

Sin embargo, los cambios no han surtido el efecto deseado y Sálvame necesita reformularse de una manera mucho más drástica e impactante. Y aquí es cuando entra en acción Bertín Osborne quien podría tener la llave a los principales quebraderos de cabeza del programa vespertino.

©Mediaset
©Mediaset

Bertín Osborne lleva vinculado profesionalmente a Telecinco desde los noventa cuando se puso al frente de Contacto con tacto y La batalla de las estrellas. No obstante, desde 2016 se ha ganado verdaderamente un hueco más estable en la cadena como conductor de Mi casa es la tuya. Por este programa de entrevistas han pasado íntimos amigos del cantante, pero también personalidades de distintos ámbitos.

Si bien Mi casa es la tuya ha ido perdiendo fuelle con el paso de las temporadas (la audiencia de la undécima tanda de entregas se ve mermada por Juanra Bonet y ¿Quién quiere ser millonario? en Antena 3), lo cierto es que Bertín Osborne ha conseguido mantenerse en el aire con el paso de los años y propiciar incluso varias entregas especiales bajo el nombre de Mi casa es la vuestra o Su casa es la suya que contó con sus cinco hijos y su exmujer Fabiola Martínez como invitados.

El cantante de 67 años ha logrado además preguntar sin cortapisas a sus entrevistados por las cuestiones más comprometidas posibles. El presentador siempre recurre a su carácter campechano para generar confianza con los invitados y a Sálvame le vendría fenomenal tener entre sus filas al cantante porque en cada charla consigue unas cuantas declaraciones de lo más jugosas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Sin ir más lejos, el sábado 16 de abril Bertín Osborne entrevistó a la familia de Enrique Morente, concretamente a su viuda Aurora Carbonell y a su hijo Kiki Morente. También acudió al encuentro Estrella Morente mientras que Soleá Morente participó en el programa a través de un vídeo grabado. Si bien al presentador le gusta fingir ingenuidad sobre cuestiones relacionadas con el mundo del corazón, lo cierto en que en esta última entrega emitida no quiso perder la oportunidad de hacerle al joven la pregunta de turno.

Y es que la popularidad de Kiki Morente creció como la espuma a raíz de que se rumoreara que mantenía una relación con Sara Carbonero. Y si bien de primeras Bertín Osborne se anduvo con pies de plomo, interesándose en sus minutos a solas por su carrera musical y las anécdotas de infancia con el malogrado Enrique Morente, en la comida el presentador se soltó la melena y preguntó sin rodeos al granadino por este romance que ha hecho correr ríos de tinta.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

El momento en cuestión se produjo cuando Bertín Osborne hablaba con Aurora Carbonell de su experiencia como abuela (Estrella Morente tiene dos hijos fruto de su relación con Javier Conde) y bromeaba con que a Kiki Morente también le encantan los niños subrayando que “en cada ciudad del mapa del país va a tener un hijo, verás. Las tiene así. Va a tener hijos por todos los lados”.

Bertín Osborne aprovechó la coyuntura y preguntó al músico por su romance con la expareja de Iker Casillas sin cortarse un pelo: “Yo no te quería preguntar, pero a ver qué ha pasado con Sara Carbonero. Tienes que decirme qué ha pasado ahí”. En este instante, Kiki Morente se tapaba la cara avergonzado mientras que Eugenia Osborne, la hija mayor del presentador que se sumó al encuentro, comentó “qué directo”.

En efecto, Bertín Osborne quiso conseguir una exclusiva para Mi casa es la tuya, insistiéndole en varias ocasiones a Kiki Morente sin perder el buen ambiente creado: “Confiesa aquí qué ha pasado”, pidió entre risas cómplices al hijo de Enrique Morente quien salió del atolladero como pudo. “No presto atención a lo que se diga o dejen de decir. Sara es una persona maravillosa y feliz por ella, pero yo estoy aquí con mi madre, con mi hermana, con vosotros feliz, agarrándome al trabajo”, comentó el joven ante un presentador que le vitoreó al son de “presidente, presidente”.

Y es que el presentador de Mi casa es la tuya tiene una forma muy peculiar de abordar el corazón con un tono sin prejuicios que invita siempre a los invitados a soltar sus perlas más personales. De hecho, Bertín Osborne siempre recalca que quiere que en el programa de Telecinco se descubra algo nuevo que los espectadores desconozcan de sus entrevistados, es decir, que más que a los personajes se descubran a las personas. Una particularidad que podría perfectamente aprovechar Sálvame cerrando filas en torno al cantante y su forma de centrarse en los sueños e ilusiones de las estrellas que pueblan cada entrega.

Pese a que es posible que Bertín Osborne reniegue de Sálvame puesto que ya presenta un programa propio en la misma cadena, el formato producido por La Fábrica de la Tele al menos podría contar con él para ocasiones puntuales. Es decir, dándole un hueco que sirva para remontar sus maltrechas audiencias. Desde luego, no se trata de una idea descabellada porque, si bien el presentador de Mi casa es la tuya ha presumido en multitud de ocasiones que no le interesan los salseos de sus invitados, la realidad es que de un tiempo a es parte no se deja estas cuestiones en el tintero. Porque lo de Kiki Morente no es algo puntual, también abordó con Pepe Navarro en 2017 la controvertida paternidad con el hijo de Ivonne Reyes e incluso ha destapado con Ana Obregón el idilio que vivieron en su juventud.

Cabe destacar que Telecinco ya se encargó de promocionar el comentado instante de Kiki Morente los días previos, pero cortando la respuesta del cantante para generar emoción. Y esta estrategia dio el resultado que se esperaba ya que Mi casa es la tuya se coronó como el programa más visto de la noche del sábado, firmando un 11.1% de cuota de pantalla y reuniendo a 1.167.000 espectadores.

Teniendo en cuenta este detalle, Bertín Osborne podría ser un buen fichaje para los programas de corazón de Telecinco. Sobre todo en Sálvame cuyas audiencias están muy tocadas.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente