Berlin acoge el primer museo de Europa dedicado al arte y la cultura samurais

·3 min de lectura

Berlín, 4 may (EFE).- Berlín acogerá desde el próximo 8 de mayo el primer museo dedicado al arte y a la cultura samuráis de Europa, que albergará una de las mayores colecciones de estos objetos fuera de Japón gracias a la iniciativa del coleccionista alemán Peter Janssen.

Con más de mil piezas en exposición, entre las que se incluyen armaduras, espadas y otros objetos, este nuevo museo planteará un recorrido por más de mil años de historia y cultura niponas, en un espacio que apostará por la tecnología audiovisual para una experiencia multimedia.

El museo explorará el auge de los samuráis como una casta guerrera y su influencia en la conformación de la cultura japonesa desde el periodo Kofun, alrededor del año 500, hasta el periodo Meiji, en el siglo XIX.

Janssen opina que hay una cierta incomprensión del papel de los samuráis en la cultura japonesa.

En declaraciones a Efe explica que estos guerreros dominaron la cultura del país durante más de mil años y que no se pueden separar las distintas manifestaciones culturales niponas de la cultura samurái, de una forma similar a la relación entre la aristocracia europea y la cultura occidental.

"En Japón no se hace esta separación. Es solo en Occidente que creemos que los samuráis solo se dedicaban a luchar y que los asociamos con la brutalidad, mientras que el resto de artes japonesas son algo distinto, cuando eran una unidad", puntualiza Janssen.

El nuevo museo examinará el mito y la influencia de los samuráis en aspectos de la cultura japonesa como la vida cotidiana, el arte y la artesanía o las artes marciales, cubriendo temas como el rol de la mujer, la mitología y la fe, la guerra y la armería, la leyenda de los ninjas y expresiones rituales como la caligrafía, la ceremonia del té o el teatro Noh.

Una de las piezas más exclusivas con las que contará el nuevo museo será un escenario original de teatro Noh, un tipo de drama musical japonés de finales del siglo XIV, construido por carpinteros en Japón y reconstruido en Berlín para mostrar una selección de representaciones audiovisuales auténticas grabadas expresamente para este espacio.

Janssen lleva treinta años construyendo una de las colecciones de arte samurái más completas del mundo, única fuera de Japón, con piezas que van del siglo VI al siglo XIX y que no solo incluye armas y armaduras, sino también ropajes, cuadros, xilografías, esculturas budistas y juegos de té.

La fascinación de Janssen por la cultura japonesa comenzó con su pasión por las artes marciales, cuando conoció a unos japoneses mientras practicaba kárate en los años 60, un momento en el que esto todavía no era tan conocido en Occidente.

Su interés en esta cultura le llevó a adquirir por casualidad una katana en un mercadillo de Berlín en 1985, el "punto de partida" de una colección que hoy consta de entre 3.500 y 4.000 piezas que ahora se expondrán en un nuevo espacio en el centro de la capital alemana.

"Llegó un punto que mi mujer tuvo que empezar a sacar piezas de nuestra habitación, porque decía que se estaba volviendo insostenible", bromea el coleccionista.

Con este nuevo proyecto, Janssen espera poder compartir su entusiasmo por la cultura japonesa con los visitantes y abrir un diálogo entre pueblos y culturas diferentes promoviendo la curiosidad y el entendimiento.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente