La niña turca de 'Mi hija' se convierte en una mina de oro

·6 min de lectura

Este domingo Antena 3 estrena en prime time la serie turca Infiel que, viendo el éxito de las telenovelas en la parrilla reciente, ya promete erigirse como el nuevo quebradero de cabeza de Telecinco. Este lanzamiento ha provocado que el nuevo episodio de Mi hija se emita más tarde y, posiblemente, se alargue hasta las tantas en un claro movimiento de la cadena de San Sebastián de los Reyes para arrastrar la audiencia de la ficción protagonizada por Beren Gökyıldız.

Y es que los espectadores más fieles permaneceremos expectantes por descubrir el desenlace de Öykü en esta emotiva historia que, desde el arranque, a muchos nos enganchó precisamente por el talento y carisma que desprende la pequeña actriz. Una gracia y buen hacer que le ha llevado a convertirse en una de las grandes estrellas infantiles a la que no le faltan proyectos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

El final de Mi hija, coronada como líder de audiencia del domingo y como la serie en emisión más vista de nuestro país, está cada vez más cerca y yo estoy que me subo por las paredes por conocer qué le depara el destino al personaje encarnado por Beren Gökyıldız. Una incógnita que muy pronto se resolverá puesto que el pasado 29 de agosto Antena 3 emitió el antepenúltimo episodio de esta ficción que, por cierto, ya está disponible al completo en Atresplayer Premium.

Mi hija, titulada Kizim en su país de origen, desembarcó en Antena 3 el 28 de diciembre de 2020 poniendo de manifiesto que el furor por las telenovelas turcas se había extendido. Y es que esta ficción estrenada en TV8 el 19 de septiembre de 2018 se ha establecido como un fenómeno televisivo en España por centrarse en una conmovedora historia de amor entre padre e hija, la cual nos hace transitar por las lágrimas y las risas, pero, sobre todo, por el magnetismo que desprende su pequeña protagonista.

Este drama de 34 episodios sigue a una dulce niña que vive con una amiga de su madre (Elif Verit) hasta que le diagnostican una enfermedad rara y es abandonada. La pequeña recibe la dirección de su progenitor Demir (Buğra Gülsoy) para que vaya a vivir con él pero éste no la quiere cuidar porque, básicamente, es un delincuente que ni siquiera conocía la existencia de la cría. No obstante, con el paso de los episodios, los lazos entre padre e hija cada vez se hacen más fuertes provocando un torbellino de emociones entre los espectadores.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Un tsunami de sensaciones que, como digo, induce especialmente Beren Gökyıldız con su magistral interpretación. Nacida el 29 de septiembre de 2009 en Estambul, desde bien pequeña la protagonista de Mi hija demostró sus dotes para la actuación. Menos mal que sus padres Ejder y Mine, un ingeniero mecánico y una licenciada en Recursos Humanos, no tardaron en darse cuenta de la gran artista en potencia que correteaba por casa y que imitaba a todos a su alrededor.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A los 5 años Beren Gökyıldız debutó en la pequeña pantalla con varios anuncios que plasmaban el talento innato y la espontaneidad de la niña frente a las cámaras. Una gracia natural que le valió su primer papel en la serie de Fox TV Kocamın Ailesi (La familia de mi esposo) con el que la pequeña actriz​ se ganó el favor de la audiencia en el año 2014. Claro que la cría se ganaría definitivamente el corazón de los espectadores con su rol de Melek en la serie turca Anne (Madre) que le hizo lograr con 7 años el Golden Butterfly Awards en el año 2016 en la categoría de Mejor actor infantil. Una historia que habla sobre el maltrato infantil fue por tanto la que le otorgó fama a nivel internacional dado que en España esta producción se emitió con éxito en Nova.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Si bien estos proyectos ya confirman a Beren Gökyıldız como todo un prodigio, porque partimos de la base de que no había recibido clases de interpretación previas, quiero subrayar que además de su gran pasión por la actuación también destaca como deportista, siendo la equitación, la natación y el fútbol tres de sus grandes hobbies. Quiero decir con esto que le espera un futuro prometedor y repleto de éxitos especialmente si continua con su carrera como actriz.

Y es que las oportunidades en la actuación siguen llegando solas para Beren Gökyıldız después de que haya encarnado a Öykü en Mi hija. Un papel que, sin duda, ha encumbrado su carrera televisiva. Aquí en España, sin ir más lejos, la protagonista consigue mantenernos atrapados cada domingo frente al televisor, dejándonos alucinados con su capacidad para afrontar las escenas más dramáticas que son, sobre todo, las relacionadas con la enfermedad rara que padece la hija de Demir. Una trama que se antoja como un acierto importante para dar visibilidad a la enfermedad de Niemann-Pick a fin de que, a partir de ahora, se apueste por la detección temprana en niños de esta dolencia neurológica degenerativa que afecta a varios órganos del cuerpo y que puede provocar la pérdida de memoria.

Como comento, a pesar de que Beren Gökyıldız continúa su educación en la escuela primaria, la actuación ha seguido tocando a la puerta estos últimos años. Su simpatía seguro que ha tenido algo que ver porque, desde luego, todo lo que esta tierna niña toca se convierte en oro, ganándose el cariño del público español por partida doble este año después de saludarnos en español y demostrarnos que tiene gran facilidad con los idiomas (en 2017 también nos derritió a más de uno cantando Despacito de Luis Fonsi).

La prueba de que Beren Gökyıldız es la niña de los mil proyectos se fundamenta en que el pasado año la actriz se metió al público en el bolsillo una vez más con dos nuevos trabajos. Por un lado, a principios de 2020, y antes de que la industria televisiva se paralizara debido a la pandemia de coronavirus, la niña participó en la serie Muzice Doctor asumiendo el papel de Betüş.

Por otro lado, estrenó en la cadena Fox Turkiye otra serie titulada Çocukluk (Infancia). En esta ficción basada en el drama japonés Abandonada, que se pospuso debido a la pandemia de coronavirus, la intérprete asume el papel de Mavi que es enviada al orfanato después de que arresten a su madre por un delito. Se trata de una producción que gira en torno a la vida de cuatro niñas huérfanas y en la que, casualmente, la pequeña comparte trabajo con otra de las estrellas infantiles más conocidas últimamente por la audiencia española, Kübra Süzgün (Nisan en Mujer).

Una telenovela que ya se emitió en Telemundo, y que si bien aquí en España todavía no ha desembarcado, sí que aterrizará en la pantalla de dicha cadena de habla hipana el 12 de septiembre bajo el título Una casa para Azul.

©Cortesía de Atresmedia
©Cortesía de Atresmedia

En resumen, es brutal el talento que Beren Gökyıldız destila pese a su corta edad en virtud de lo cual no me extraña que se haya investido como una gran estrella mundial cuyos seguidores en Instagram se cuentan por miles. Estoy segura de que su prometedora carrera en el mundo de la actuación no ha hecho más que despegar.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente