Nunca es tarde, ¿por qué aprender a tocar un instrumento en la edad adulta?

Dicen que nunca es tarde para aprender algo nuevo, y es verdad. Incluso cuando se trata de un instrumento musical, que además tiene ventajas no solo para tu cerebro, sino para tu salud y estado de ánimo.

Aprender a tocar un un instrumento musical ayudaría a la salud de tu cerebro. Foto: Getty Images

Es más fácil de lo que crees

Si piensas que solo de niño puedes aprender a tocar un instrumento musical, estás equivocado, pues de adulto tienes otras ventajas que no habías considerado. Lo primero es que tienes más años escuchando música, lo que ayudaría entender mejor los acordes, el sonido, y la estructura musical así como identificar canciones que quieres aprender como un motivador.

Más años de vida también nos equiparían mejor para entender conceptos abstractos, además de ser más analíticos. Esto podría ser una ventaja pues entendemos que hay reglas que hay que seguir y después de conocerlas entender mejor cómo aplicarían a diferentes cosas.

Los años de vida también nos dan más experiencias que se pueden aplicar para aprender música, además de saber que el aprendizaje requiere práctica.

Pero quizá la mayor ventaja es que nadie te obliga a aprender un instrumento, sino que eres tú mismo el que quiere hacerlo. Así se vuelve una actividad disfrutable, y no una obligación.


Ejercicio para tu cerebro

Aprender un instrumento musical también es un ejercicio muy útil para tu cerebro, y es que representa un desafío que lo reactiva, lo que podría:

  • Mejorar la memoria a largo plazo.

  • Mejorar los tiempos de reacción del cerebro.

  • Aumentaría la materia gris en varias zonas y el flujo sanguíneo.

  • Mejorar la memoria verbal, espacial y la habilidad literaria.

  • Podría ayudar a prevenir al Alzheimer y la demencia.

Entre los motivos, estaría que la música hace que varias partes del cerebro funcionen a la vez (circuitos auditivos, visuales y motrices), además de llevar a que ambos hemisferios trabajen a la vez, y haciendo que la información entre ellos fluya más rápido.

Así, aprender un instrumento musical de adulto resultaría más efectivo para la salud del cerebro que los juegos mentales, pues se trata de una experiencia compleja que integra los cinco sentidos.

Tocar un instrumento musical reduciría el estrés, la ansiedad y podría ralentizar la demencia. Foto: Getty Images

Pero hay más

Si todo lo anterior todavía no te convence, entonces quizá estos otros beneficios que aprender un instrumento musical tendría para ti como adulto, lo hagan:

  • Mejoraría el estado de ánimo, pues aumentaría la producción de dopamina.

  • Reduciría la ansiedad y ayudaría con la depresión.

  • Mejoraría tu vida social, al ayudarte a conocer a otras personas y aumentar tus intereses.

  • Reduciría los niveles de estrés.

  • Reduciría el ritmo cardiaco y la presión sanguínea.

  • Aumentaría la creatividad.

  • Mejoraría la confianza.

  • Aumentaría la paciencia.

Te ayudaría a tener un mejor manejo del tiempo y disciplina.

¿Cómo comenzar?

Si estás decidido a aprender a tocar un instrumento musical, entonces considera lo siguiente:

  • Identifica qué tipo de música te gusta, te ayudará a mantenerte motivado si aprendes a tocarla.

  • Elige el instrumento con calma. Lo mejor sería que fuera uno que se relacione bien con la música que te guste, y que además se ajuste a tu estilo de vida.

  • Sé flexible, dispuesto a aprender otros estilos musicales además de tu favorito.

  • Evita distracciones, haciendo que tu tiempo de práctica sea solo para eso. Además, ponerte un horario para hacerlo y mantenerlo te ayudará a construir la disciplina que necesitas.

  • No necesitas mucho tiempo de práctica. Lo ideal sería alcanzar al menos 30 minutos por sesión, aunque puedes empezar con 10 a 15 minutos e irlo aumentando.

  • Sé paciente, pues nadie se vuelve un experto de la noche a la mañana.

  • Trabaja en tu postura, pues con cualquier instrumento es importante, no solo para tu salud, sino para ayudarte a alcanzar un mejor rango de movimiento, que te ayude con el instrumento.

  • Aprovecha la tecnología. Hoy en día hay numerosas aplicaciones y gadgets que te pueden apoyar a aprender un instrumento. Toma ventaja de ellos.

@travesabarros