Benedict Cumberbatch dejó de ducharse mientras rodaba su última película

·1 min de lectura
Benedict Cumberbatch credit:Bang Showbiz
Benedict Cumberbatch credit:Bang Showbiz

Hace tiempo que la meca del cine dejó de ver con buenos ojos que sus estrellas lleguen a extremos insospechados para dotar de credibilidad a sus interpretaciones. Shia LaBeouf ha pasado de ser admirado a muy criticado por no salirse del personaje mientras rueda, incomodando a sus compañeros de reparto con un comportamiento que Mia Wasikowska definió como "aterrador " cuando trabajaron juntos, y Jared Leto ha aclarado que nunca envió realmente preservativos usados al resto del elenco de 'Escuadrón Suicida' mientras se preparaba para meterse en la piel del Jóker.

Sin embargo, Benedict Cumberbatch no parece haber tomado nota de este cambio de actitud en Hollywood y en su última entrevista para promocionar la película 'El Poder del Perro' ha desvelado que dejó de ducharse casi por completo para dar vida a un ranchero en la América profunda de 1925 que dirige un negocio ganadero con su hermano en Montana.

"Quería que esa capa de olor me envolviera. Quería que la gente que estaba en la sala conmigo supiera cómo olía", le ha confesado a la revista Esquire. "La verdad es que fue difícil. No era solo en los ensayos. Salía a comer y me reunía con amigos de Jane [Campion, la directora del filme] y seguí haciendo cosas así".

El intérprete británico también tuvo que aprender a fumar cigarrillos de liar sin filtros para hacerlo "una y otra vez" ante las cámaras y acabó sufriendo tres intoxicaciones de nicotina que le provocaron náuseas, vómitos, dolor de cabeza y fatiga.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente