Bella Hadid lloraba todos los días y sufría trastornos alimenticios y ansiedad crónica en su adolescencia

·2 min de lectura
Bella Hadid credit:Bang Showbiz
Bella Hadid credit:Bang Showbiz

La adolescencia de la famosa modelo Bella Hadid fue todo menos pacífica, pues según ha revelado recientemente, lloraba "todos los días" por sus trastornos alimenticios y ansiedad crónica, antes de saltar a la fama como modelo.

La maniquí habló sobre su juventud en una entrevista con la revista i-D, en la que aseguró que fumaba mucho desde los 14 años y que sufrió dismorfia corporal después de alcanzar el éxito en las pasarelas.

"Cuando crecí, pensé que era normal que tuviera esta ansiedad crónica y esta disociación, llorando todos los días y sin saber quién era. Ya sea por los trastornos alimentarios o por fumar un paquete de Marlboro desde los 14 años. Me di cuenta de que tal vez era yo quien intentaba averiguar por qué me sentía así. Y en realidad, lo único que necesitaba era acudir a terapia".

Bella luchó por mucho tiempo contra la dismorfia corporal mientras comenzaba su carrera como modelo: "Durante esa parte de mi vida, estaba tan fuera de mi cuerpo, disociando tanto... Estaba tan confundida por lo que la gente veía de mí".

Por suerte, esa etapa ha pasado y ahora la ha superado debido a un acompañamiento terapéutico especializado que le ha permitido explorar otras áreas del entretenimiento.

La joven de 25 años se prepara para debutar próximamente como actriz en la serie de Hulu, 'Ramy', que habla de un musulmán estadounidense de primera generación que se debate entre la cultura tradicional de su familia y la moderna de Estados Unidos.

Al respecto, la modelo dijo: "Entrar en un set y ver a varios palestinos, árabes y personas que están cortadas por el mismo patrón que yo fue muy, muy bonito".

Y añadió que cree que hablar en favor de los palestinos en medio del actual conflicto con Israel le ha costado trabajo: "Algunas empresas ya no trabajarán conmigo, y algunas personas pensarán que estoy loca. Pero eso no me molesta y no se compara con lo que los palestinos sufren a diario".