Belén Esteban tiene más claro lo que espera de José Antonio Avilés que el propio ‘Sálvame’

·4 min de lectura

En septiembre, los programas suelen estrenar nuevas secciones o colaboradores. Hace justo un año, por ejemplo, en Sálvame debutaban Carmen Borrego, que llegó para quedarse, y Alba Carrillo, que un par de meses más tarde había desaparecido por completo del formato. Para el presente curso televisivo, el programa de La Fábrica de la Tele ha anunciado la incorporación del falso periodista José Antonio Avilés, figura polémica donde las haya. Y sobre su fichaje, Belén Esteban se pronunció este martes, con una sensatez enorme, y de la que se desprende que ella tiene más claro lo que hay que esperar de José Antonio Avilés que el propio Sálvame.

Hay que apuntar que Avilés fue confirmado como colaborador el lunes, tras un juego un tanto estrambótico en el que el plató estaba lleno de gente anónima que se iba quitando una careta. Poco a poco, hasta que solo quedó uno y resultó ser el cordobés. Ese día Belén Esteban se había reincorporado al magacín, tras unos meses de baja, pero en el momento del anuncio en sí estaba ausente, por lo que no se ha pronunciado sobre el fichaje hasta ayer.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Para la que antaño fue conocida como La Princesa del Pueblo, Avilés es “una persona demasiado intensa”, pero“si el programa le ha contratado es por algo”. Es decir, para agitar el avispero, para protagonizar escenas que puedan dar de qué hablar en las redes sociales o en los demás espacios de la cadena. A pesar de ello, sabe cuál es el currículo de Avilés, y espera que, más tarde o más temprano, ella se convierta en la diana del que fuese concursante de Supervivientes. “Yo de lo que tenga que contar, cuanto menos se entere mejor”, añadía, dejando claro que será su compañero de trabajo, pero que no va a poner de su parte para que sean amigos. Y añadió, como estocada final, que cuando un novio de Avilés fue varias tardes a Sálvame, José Antonio “me martirizaba el WhatsApp”, y confirmó que alguna vez le ha mandado mensajes que no han tenido respuesta, ni aunque sea deseándole lo mejor.

Con todo esto, Belén deja muy claro cómo es la figura de José Antonio Avilés en televisión y cómo lo será en Sálvame. Ella espera una persona incómoda, a la que no hay que darle pie en ninguna conversación para que no pueda comentar (o inventar, como ha hecho en otras ocasiones).

En este mismo sentido, también destaca la reflexión que hizo María Patiño. “No voy a poner jamás en duda las decisiones de la dirección. Espero que sume y no reste, a mí no me va a manchar y espero que no manche al programa”. Un deseo, ese de que sume y no que reste, que está ahora mismo por ver.

MADRID, ESPAÑA - 23 DE MARZO: Belén Esteban asiste a la presentación del libro '50 A mis espaldas ya mi me importa un bledo
MADRID, ESPAÑA - 23 DE MARZO: Belén Esteban asiste a la presentación del libro '50 A mis espaldas ya mi me importa un bledo" el 23 de marzo de 2022 en Madrid, España. (Foto de David Benito/Getty Images)

Y es que, como ya sabemos, Sálvame ya no es el rey de la tarde como lo era en el pasado, sus audiencias han ido mermando, y cabe preguntarse si el perfil de Avilés es lo que necesitan para levantar los datos… o para terminar de hundirlos. Porque Avilés es una persona que no gusta al público, solo hay que darse una vuelta por las redes sociales.

Como espectador, me llego a preguntar hasta qué punto la incorporación de José Antonio Avilés a Sálvameno es más que una forma de lanzar un salvavidas a Rafa Mora. El que fuese tronista de Mujeres y hombres y viceversa despertó todo tipo de antipatías en las redes sociales hace un par de semanas, y su continuidad en el programa se puso sobre la mesa. Con la llegada de Avilés, el público puede encontrar un nuevo saco de boxeo sobre el que lanzar críticas de todo tipo, al que cuestionar y del que pedir la cabeza en el primer desquite, dejando a Rafa un poquito en paz.

Resulta atrevido pensar que desde la dirección de Sálvame han pensado en José Antonio como un imán para las audiencias. No se puede esperar eso de él, y más teniendo en cuenta que viene de un programa como Viva la vida que ha sido cancelado por sus bajos índices. Tampoco es una persona que vaya a hacer una televisión de calidad, pues le cuesta permanecer callado y pisa siempre a los compañeros. Y de la calidad de sus informaciones poco hay que decir, pues por cada éxito hay varias mentiras y datos ficticios sobre la mesa. Así pues, no sabemos qué clase de contenido anhelan que dé. Para algunos, como Belén, conque no dé más murga de la necesaria, ya sería suficiente.

Más historias que podrían interesarte: