Belén Esteban hospitalizada y Andrea Janeiro comiendo con Jesulín

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - JUNE 04: Jesus Andrea Janeiro and Maria Jose Campanario leave the recordings of 'The Challenge', on June 4, 2021, in Madrid, Spain. (Photo By Raul Terrel/Europa Press via Getty Images)
Jesús y Andrea Janeiro habrían comido juntos con Juls (Photo By Raul Terrel/Europa Press via Getty Images)

Mientras la colaboradora de ‘Sálvame’ Belén Esteban se recupera de una dolorosa rotura de tibia y peroné en el hospital, su hija Andrea Janeiro ha aprovechado para ir a comer con su padre y su hermana o eso aseguran en ‘Ya son las ocho’.

La relación entre Andreíta y su padre, Jesús Janeiro, ha sido prácticamente nula durante toda su vida pero hoy en día ella es una mujer adulta que toma sus propias decisiones sin estar condicionada por nada ni nadie y, a juzgar por los acontecimientos, hay hueco para papá en la vida de Andrea Janeiro.

Recientemente se ha publicado que Júlia Janeiro, su novio y el torero estaban comiendo juntos horas antes del nacimiento del nuevo hermanito, el bebé que está a punto de dar a luz María José Campanario.

Hay algunos medios que dejan caer que, de hecho, el pequeño podría haber nacido pero que está “escondido” a la espera de presentarlo por la puerta grande, la del cobro de una exclusiva en la revista del saludo, la de cabecera para el matrimonio.

El nuevo miembro de la familia Janeiro sería un niño y se llamaría Humberto en honor a su abuelo fallecido, el padre de Jesulín pero todo esto todavía son especulaciones. El caso es que el nuevo bebé es hermano de Juls y de Jesús Alejandro pero también hermanito de Andrea por parte de padre.

Quizá para celebrar esta inminente llegada al mundo, Andreíta se unió a la comida familiar junto a Juls, su pareja y el diestro y aunque en un primer momento su nombre logró no salir, ahora se ha confirmado que la hija de Belén Esteban sí habría disfrutado de comer con su padre y hermana.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Es curioso que Andreíta quede con su padre justo ahora que su madre está ingresada en el hospital, parece que sea una especie de cita ‘secreta’ en plan “ahora que mamá quizá no se entera” aunque, honestamente, tratándose de Andrea y Jesús Janeiro, era imposible que esta reunión no acabara trascendiendo a la prensa.

Por otra parte Belén nunca se ha opuesto a la relación entre padre e hija sino más bien todo lo contrario, lleva dos décadas lamentándose de que Jesulín desatendía estas obligaciones paternales pero, de un tiempo a esta parte, esto ha cambiado para bien y Jesús ha retomado una relación más o menos habitual con su hija, cosa que les hace bien a ambos.

Personalmente pienso que ayuda mucho el hecho de que Júlia y Andrea Janeiro tengan tan buena relación y edades afines así las reuniones con papá seguramente son más amenas y animadas que si quedase ella a solas con él, con lo que conllevan tantos años de desconexión entre ambos.

Está claro que cuando llegue al mundo su hermanito, Andrea tendrá muchísimas ganas de conocerle, tantas como pueden tener Juls o Jesús Alejandro y es que, al final, las rencillas y los errores del pasado se van desdibujando y aunque Belén Esteban tiene heridas que no van a sanar, parece que Andrea sí ha sanado y ha logrado perdonar a su padre y construir juntos la familia que siempre debieron ser, además con tres hermanos más, que se dice pronto.

Te puede interesar...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente