Belén Esteban afirma que ha perdido 8 kilos… y las redes se mofan por el Photoshop

Belén Esteban ha reaparecido este miércoles 11 en los quioscos luciendo nueva figura. “Me he deshinchado mucho. El médico me ha dicho que he perdido ocho kilos”, ha asegurado en su última exclusiva a Lecturas. “La bomba de insulina que me pusieron me ha cambiado la vida. Cada tres meses me hago revisiones y estoy fenomenal”, ha explicado.

Belén Esteban en la portada de ‘Lecturas’ y en una imagen tomada hace dos meses (Lecturas/Instagram).

Sin embargo, las redes han puesto en duda que su cuerpo actual sea como el que aparece en la portada de dicha revista. De hecho, la colaboradora de Sálvame ha recibido en Instagram numerosos comentarios negativos y burlas. “Me meo toda.. Eso ni tú te lo crees, Belén. Photochop con avaricia”, le ha escrito la usuaria aliciaj_87. “Pero, ¿no veis que es mentira? Está retocada al cien por cien”, le ha puesto @nata.fc., mientras que @aliciaj_87 le ha comentado: “Esta revista se pasa con el Photoshop”.

La Esteban también ha hablado de otra gran noticia para ella: se ha quedado con el chalet de Toño Sanchís. “Su casa ya es mía, pero no sé lo que haré con ella. Me puedo hacer un reportaje hasta en el jardín si me da la gana”, ha declarado la contertulia. “No me crea ningún conflicto ver la imagen de la familia de Toño saliendo desahuciada de su casa. Que la gente piense en los dos años que he pasado yo”, ha añadido al respecto, recordando además que su ex representante le debe 600.000 euros.

Por otro lado, Belén ha contado algunos planes de futuro. Primero, ha desvelado que ha dejado de tomar métodos anticonceptivos para tener un hijo con su actual pareja, el conductor de ambulancias Miguel Marcos, aunque no sus problemas de diabetes podrían impedírselo. “Me encantaría quedarme embarazada. Tengo una enfermedad y tendría que estar muy controlada. Si no viene, no viene”.

No son los únicos proyectos que baraja la colaboradora de Sálvame, porque también tiene en mente iniciar una andadura empresarial con la ayuda de sus dos mejores amigas. “En el futuro me gustaría tener una tienda de ropa en una buena zona. Algún día lo haré y mis amigas Tina y Mariví me ayudarán”, ha declarado a Lecturas.