Belén Esteban, recuperada... y cabreada: así ha sido su primer mosqueo con la dirección de 'Sálvame'

·3 min de lectura
Photo credit: Mediaset
Photo credit: Mediaset

Poco a poco, Belén Esteban está recuperando su vida normal, pero han sido unos meses complicados para la de Paracuellos. La colaboradora de 'Sálvame' pudo reaparecer hace unos días ante la prensa tras sus vacaciones en Tenerife visiblemente muy recuperada, y es que por fin se ha podido deshacer de la célula que le colocaron tras ser operada de la pierna por culpa de una caída accidental en el plató de 'Sálvame' en la que se fracturó la tibia y el peroné. Sin embargo, la alegría por la vuelta al trabajo le ha durado sólo dos días, porque los de la dirección de 'Sálvame' ya le han hecho perrerías.

La colaboradora cogió un buen enfado este miércoles cuando, tras salir y volver a entrar en plató con su muleta -con algo de dificultad-, a la realización no se le ocurrió otra cosa que ponerle un paso de Semana Santa. Las risas se apoderaron del plató, pero a ella se le cambió la cara: "Me da igual que me pongan las canciones de Semana Santa. Hasta abril, mi médico no me va a dar el alta, porque yo no tengo un esguince, tengo la pierna rota, pero por mi psicóloga he vuelto a trabajar. Yo me podría quedar en mi casa hasta abril viéndolas venir, pero soy una tía responsable que, aunque te parezca que no, quiero a mi programa con todo lo que me hacéis".

En ese momento, Belén se levantó para hablarle a la cámara ya sin medias tintas: "Me da igual que haya cámaras, sé que me van a hacer muchos memes, que me encanta que me hagan memes, por cierto. Vengo porque quiero a mi programa y por mi cabeza, porque si soy otra me quedo en mi casa hasta abril sin moverme", dijo, antes de añadir: "Vengo aquí a aguantar a mi amigo Alberto y a mi amigo David Valldeperas, que porque les quiero, pero a veces me dan ganas de… ¿Tú te crees que mi madre ve el programa y me ponen ahí como la esperanza de Triana?".

Muy relajado: así fue el primer día de trabajo de Belén

Belén se mostró sonriente y feliz tras volver de sus días de relax, incluso con un poquito de color en la piel, algo que sin duda necesitaba tras pasar meses encerrada en casa recuperándose de la intervención quirúrgica a la que se tuvo que someter. Eso sí, tal y como se puede ver en el vídeo de arriba, aún necesita el apoyo de una muleta y la ayuda de su marido, Miguel, para hacer cosas tan básicas como sentarse o salir de un coche, de modo que no tenga que apoyar todo el peso en la pierna derecha (que es la que tiene mal). Belén ya anunció que su vuelta defintiva a 'Sálvame' sería el 5 de septiembre, y así fue, y su programa quiso tener un detalle con ella poniéndole un comodísimo sillón, en el que estaba como una reina. Aún así, este verano pudimos verla momentáneamente de vuelta en su programa, cuando recibió una gran bienvenida el pasado julio.