Belén Esteban lanza un contundente mensaje a Toño Sanchís sobre su casa

Por Diezminutos.es
Photo credit: Telecinco

From Diez Minutos

Después de que el pasado noviembre saltara la noticia de que Belén Esteban podría perder la casa de Toño Sanchís dado el último movimiento del representante, que trató por todos los medios de alargar el proceso de abandono de su casa, la colaboradora de 'Sálvame' ha aclarado en qué punto se encuentra su batalla judicial. Aunque todavía no puede dar muchos detalles al respecto, ha dejado clara la fecha en la que la casa pasará a ser suya definitivamente: "El 5 de marzo". Asegura que "cuando pueda hablar, hablaré", pero cree fielmente en la justicia: " la justicia tarda pero llega", así que "hablaré cuando tenga la casa".

Asegura que poco a poco "estoy consiguiendo una pequeña parte de lo que me falta", pero si algo tiene claro es que "no me da pena ninguna" que Toño, su mujer y sus hijos tengan que abandonar su domicilio para entregárselo a Belén Esteban.

Photo credit: Telecinco

Ella cree que "va a esperar a abandonarla hasta el último momento" y todo "para dar pena, estoy segura". Con quien está muy cabreada es con los que han provocado que todo esto se alargue tanto... "No entiendo por qué se le ha permitido estar un año viviendo ahí" después de recibir la orden de abandono. Sea como sea, Belén ha recalcado que "MI FAMILIA, todos, están muy contentos", y nos ha dejado la miel en los labios sobre el proceso... "Os vais a quedar con la boca abierta cuando lo cuente todo".

Para acabar, ha lanzado un contundente mensaje a Toño Sanchís y a su mujer, Lorena, a quienes llama "okupas": "Yo ya tengo fecha y esté quien esté dentro, los echan. Y a los okupas: queréis dar pena y a mí pena no porque estoy buscando el dinero que tenéis y es mío".

Este 2020 será un gran año para Belén, y es que si todo va bien, cerrará uno de los capítulos más amargos de los últimos años: Su guerra con Toño Sanchís. Hace unas semanas, ella misma explicaba que el que fuera su mánager “morirá matando”. Además, aprovechó para aclarar qué hará con la casa donde aún vive Sanchís: “Lo que quiero es venderla”.