Belén Esteban continúa su guerra con Toño Sanchís: tras conseguir su casa le pide un millón de euros

Tras cinco años de guerra judicial, de enfrentamientos y cruce de acusaciones, Belén Esteban accedía a la casa del que fuera su representante Toño Sanchís que pertenecía a la colaboradora televisiva desde 2019 tras serle embargada a este  para pagar las deudas que tenía con la que fuera su representada. Sin embargo, la batalla no ha llegado a su fin, y Belén habría puesto en marcha un proceso penal contra Toño Sanchís y su pareja, Lorena Romero, por administración desleal y falsedad documental, reclamando a la pareja un millón de euros.


Belén Esteban


Belén, que hace unos días admitía que aunque la situación no había sido fácil, estaba emocionada y nerviosa porque hubiera llegado el desahucio, habría presentado ya los documentos necesarios en los que se acredita que la deuda no habría sido completamente saldada. 

Así y mientras el proceso se lleva a cabo, la colaboradora de ‘Sálvame’ ya ha acudido a su nueva casa, tal y como señala la  revista Semana confesando que la casa se encuentra en “un estado lamentable”. El que fuera su representante y casi parte de su familia ha dejado la casa medio “desvalijada” y se ha llevado los enchufes, los grifos y el auricular del telefonillo, entre otras cosas. Aun así, Belen ha admitido: "Es bonita. Lo digo de verdad. No quiero hablar más, pero los deterioros ya tengo quien los arregle".


Toño Sanchís

Fue a finales de 2018, cuando Belén se hacía con la casa de Toño Sanchís, a quien ella consideraba como su hermano, situado en la localidad madrileña de Villanueva del Pardillo. Belén tuvo que pujar en una subasta a través del Portal de Subastas de la Agencia Estatal del Boletín del Estado por un total de 375.000 euros haciéndose así cargo de las deudas de su exrepresentante y poniendo las escrituras a su nombre.  


casa Toño Sanchís

Hasta 2015 la relación entre Belén Esteban y Toño Sanchís era envidiable. Ambos se habían vuelto inseparables y no había acto profesional o familiar al que no acudieran juntos. Sin embargo, a lo largo de ese año, la colaboradora televisiva se dio cuenta de que en había algo extraño en sus ingresos y que las cifras no le cuadraban, es por ello que empezó a investigar la gestión de su representante, dándose cuenta de que este la estaba traicionando.