Begoña Maestre y Jesús Olmedo nos hablan de 'Mercado Central'

Por Mercedes Arroyo
Photo credit: Beatriz Velasco HEARST

From Diez Minutos

Aunque de momento los guionistas no han enlazado sus vidas y pasan un momento de parón emocional, Celia (Begoña Maestre) y Jorge (Jesús Olmedo) se ven a diario en el Mercado Central, ya que sus puestos, la tienda de delicatessen y el herbolario, están frente a frente y su atracción mutua flota en el ambiente. Pero esa ‘tensión sexual no resuelta’ puede durar poco. “Estoy seguro de que el amor triunfará entre nosotros”, asegura Olmedo. Algo que Begoña también intuye, pero que asusta a su personaje. “Jorge le pellizca el corazón y ella aún está superando la muerte de su marido, por eso evita la intimidad. Ha llegado muy pronto a su vida y a la de su hijo, que sufre Asperger”.

Photo credit: Beatriz Velasco HEARST

Triángulo amoroso

Para ambos actores, Mercado Central (La 1) está siendo una oportunidad de oro, a pesar del esfuerzo que supone tener tanto protagonismo en una diaria, y ninguno de los dos quería dejarla pasar. “Diagonal TV es como una familia; ya había trabajado con ellos. Tuve feeling con el personaje desde el principio y supe que el papel encajaba conmigo, aunque somos muy distintas. Y el director, Joan Garriga, me lo confirmó tiempo después”, comenta Maestre.

La nueva ficción roza cada día el millón de espectadores, y solo lleva unos cuarenta capítulos en pantalla, unos cien ya grabados. “Nuestra llegada ha aumentado la audiencia de la sobremesa de la cadena, y acabamos de arrancar. Hay que darle su tiempo para que se asiente”, explica Olmedo.

Photo credit: Beatriz Velasco HEARST

Y para evitar caer en tentaciones mayores con Jorge, que ya les han pasado una factura anímica alta, en la vida de Celia entra Elías, a quien ella ha ayudado a superar sus problemas sexuales. “Me busca todo el rato, algo que me agobia, pero también me halaga. Jorge y yo ahora solo somos solo compañeros, pero nunca se sabe si la trama dará un giro. Mientras, Jorge va abriendo otras puertas y Celia, que tiene miedo a enamorarse y se aferra a su mundo. Ahora los guionistas son los dioses, pero este triángulo seguirá un tiempo así”, aclara la actriz.

Maestre y Olmedo se conocían de Hospital Central, donde también se creó otro clan. “Aún tenemos un chat, ‘La familia’, en el que están la mayoría de los que pasamos por esa serie que fue un trampolín para todos. Con Antonio [Garrido] y Lola [Marceli] también coincidimos, en distintas etapas, de Amar es para siempre, lo que nos permite conocer bien el método de una diaria”, recuerda Jesús.

Photo credit: Beatriz Velasco HEARST

Un pasado muy oscuro

Grabar seis capítulos a la semana es un ‘pegamento’ para el reparto y Jesús no puede estar más feliz. “Jorge es un tipo muy empático, con quien es muy fácil identificarse, pero adelanto que en próximas entregas se conocerá que tiene un pasado oscuro, con una mujer y un hijo, del que salió corriendo. Además vivirá otros amores, pero ella siempre esta ahí…”.