Beatrice Borromeo sorprende con un vestido con transparencias de Dior

·2 min de lectura
Photo credit: Jacopo Raule - Getty Images
Photo credit: Jacopo Raule - Getty Images

Pasar a formar parte de la familia Grimaldi no es fácil en cuestiones de estilo. Si las comparaciones siempre son odiosas, tener que medirse con la elegancia innata de Grace Kelly, Carolina de Mónaco y Carlota Casiraghi no es tarea sencilla, pero Beatrice Borromeo siempre ha demostrado una personalidad propia única en materia de moda. ¿La última prueba de ello? Su espectacular look en Venecia.

Batrice y su marido, Pierre Casiraghi, fueron dos de los grandes protagonistas de la cena que Dior ofreció con motivo de la Bienal de Venecia en el Teatro de La Fenice, con el fin de recaudar fondos para los refugiados de Ucrania que han llegado a Italia. Una cita para la que la nuera de Carolina de Mónaco apostó por un diseño negro pero lejos de las elecciones atemporales que habitualmente escogen las royals cuando se decantan por este color.

La italiana recurrió a la colección de Alta Costura Primavera-Verano 2018 de Dior, escogiendo un diseño con un cuerpo que combinaba un corse negro con escote con transparencias que evocaba la tela de una araña, y una falda larga con volumen elaborada en tejido de rejilla y con adornos de cuerdas de terciopelo que se estructuraban como volantes a lo largo de la falda y dejaban translucir las piernas de Beatrice.

Photo credit: Jacopo Raule - Getty Images
Photo credit: Jacopo Raule - Getty Images

La royal adaptó ligeramente el diseño original de Maria Grazia Chiuri apostando por el tejido negro desde la cintura hasta la ingle, una opción ligeramente más discreta. Beatrice completó el estilismo con una capa larga de terciopelo en color negro con lazo al cuello.

Photo credit: Filippo Fior
Photo credit: Filippo Fior

Con un maquillaje natural que resaltaba su piel nívea, y una coleta pulida, la royal cedió todo el protagonismo a sus impresionantes pendientes XXL: un diseño largo en oro con una gran esmeralda de forma ovalada.

Beatrice Borromeo confirma con este look su atrevimiento a la hora de escoger un vestido de noche, apostando por las transparencias con las que, generalmente, la realeza no se atreve, y llevando a su terreno la inspiración gótica que no hemos dejado de ver sobre la pasarela en las últimas temporadas. Un estilismo sobresaliente que confirma que la familia real monegasca siempre ha conjugado a la perfección la osadía con el clasicismo, como demuestra la hemeroteca con cada uno de los looks de Grace Kelly y Carolina de Mónaco que, muchas décadas después, siguen siendo inspiración.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente