Bea Retamal habla de la sexualidad de su novio Dani García en Pesadilla en el paraíso

bea retamal en pesadilla en el paraíso
Bea Retamal duda de la sexualidad de Dani GarcíaTelecinco

Bea Retamal y Dani García han retomado su relación. La granjera acudía a Pesadilla en el paraíso con el objetivo de reconectar con el que hasta entonces era su ex y darse una última oportunidad, y ahora están en ello. Esto no quita para que la influencer haya hablado abiertamente de su novio en la habitación con Israel y Daniela en uno de los tiempos muertos tras las actividades de la granja en unos términos que ella misma se sorprendía: "No debería ser tan sincera porque es mi novio", confesaba.

La conversación comenzaba cuando Israel le preguntaba a Bea si realmente le había molestado la conversación en la que Dani aseguraba que "la puerta del sexo la tenía abierta" por si surgía algo con Daniela; a lo que Bea contestaba que no puesto que "Dani era muy mujeriego antes de llegar yo. Nadie dormía en su casa porque no les daba oportunidad, les pedía un taxi, hasta que llegué yo y le rompí los esquemas".

pesadilla en el paraíso
Telecinco

Sobre ello, Bea confesaba que "si Dani tontea con una chica delante de mi hasta me gusta", algo que sus compañeros no llegaban a entender. Acto seguido, Bea comentaba que "a mi me gustan los hombres un poco afeminados", dando por hecho que Dani lo era. "¿Ahora Dani es gay?", preguntaba Israel descolocado; "no lo sé, ni confirma ni desmiente", respondía Bea quien añadía que "alguna vez" había tonteado con algún chico delante suya, algo que también la gustaba porque sabía que ella iba a ser quien se iba a ir con él esa noche. Una afirmación que ha dejado descolocada incluso a la madre de Bea: "No creo que lo diga en serio porque es celosa...", decía en plató.

Pero esta no ha sido la única confesión que Bea ha hecho sobre su novio: "A él le gusta todo esto. Uno de sus sueños es ser presentador", ha confesado reconociendo que, aunque él dice que no le apoya totalmente en su sueño, sí que creen en él. "Creo que lo puede llegar a conseguir, es constante y cuando lo hace lo hace bien porque a Omar le ha sacado un montón de cosas al principio, hace que la persona se sienta cómoda pero tiene un problema: quiere correr antes que andar".