En una jornada política caliente, el BCRA compró dólares: suma más de u$s1.000 M este año, pero un dato preocupa al mercado

·3 min de lectura

Este lunes, el Banco Central (BCRA) logró arrancar la semana con un compra fuerte de dólares en el mercado de cambios (MULC) gracias a un embolso de u$s150 millones. Así, elevó así a u$s918 millones el acumulado de mayo y superó los u$s1.000 millones el total de compras en lo que va del año.

Según revelaron en el mercado, se trató del segundo mayor embolso del mes, que se dio en una jornada en la que hubo un fuerte pago de importación de energía en un contexto mundial en el que ese insumo esencial para la vida de las personas y la producción sube de precio por la guerra entre Rusia y Ucrania.

"El hecho de que el BCRA esté comprando fuertemente dólares en el mercado de cambios es un dato importante, pero también es clave seguir cómo viene la evolución de las reservas que va dando a conocer el regulador financiero", opina el economista Christian Buteler en diálogo con iProfesional.

La liquidación de soja viene en un fuerte nivel.
La liquidación de soja viene en un fuerte nivel.

La liquidación de soja viene en un fuerte nivel.

BCRA compra, ¿pero eso implica más reservas?

En ese sentido, Buteler señala que, si bien el BCRA viene logrando comprar dólares gracias al ritmo de liquidación de la cosecha gruesa, las reservas vienen subiendo bastante por debajo de lo que embolsa el Central.

Advierte, en consecuencia, que "hay que analizar los rubros que están afectando esta dinámica de manera negativa" ya que explica que, si se compran u$s100 millones en el mercado de cambios, pero se pierde por otro lado, tampoco le van a dar los números para poder cumplir con el requerimiento de incremento de reservas fijado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El costo de la energía es una de las piedras en el zapato del BCRA para acumular reservas.
El costo de la energía es una de las piedras en el zapato del BCRA para acumular reservas.

El costo de la energía es una de las piedras en el zapato del BCRA para acumular reservas.

La energía, un gasto preocupante

Asimismo, el economista de EcoGo, Sebastián Menescaldi, advierte que, pasado el pico de la cosecha, se prevé que el ritmo de compras del BCRA empiece a reducirse. Eso sucederá a partir de julio, cuando comienzan a disminuir las liquidaciones agrícolas, pero, por otro lado, se incrementa la demanda de dólar para la importación energética.

"Ello complicaría la acumulación de reservas netas medidas según la metodología FMI, que hasta mayo, alcanza los u$s1.760 millones con respecto a los valores de diciembre del año pasado", comenta Menescaldi.

Y explica que, teniendo ello en cuenta ese número, faltarían cerca de u$s2.340 millones para poder cumplir de acumulación de u$s4.100 millones fijada por el FMI, objetivo requeriría un rito de compra de u$s80 millones diarios hacia adelante, según Menescaldi. Nada menos que "el doble de lo que logró embolsar en igual período del año pasado".

Ese es un gran desafío para el BCRA de cara a los próximos meses y es por eso que los analistas de la City ponen especial atención a ese dato, ya que es una de las grandes metas que se fijaron en el acuerdo con el Fondo.

La duda está en si podrá lograrlo o no la gestión de Miguel Ángel Pesce en el BCRA en el contexto actual, en el que, si bien viene con buena racha en mayo, podría complicársele en los próximos meses porque la gran disyuntiva que enfrenta hoy el mundo es una combinación entre suba de los precios de las commodities, que Argentina exporta y la favorece, pero que se ve contrarrestada por el alza de los costos de la energía, que nuestro país importa del exterior.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente