La batalla de las víctimas de 'El timador de Tinder' se expande hasta el banco ING

·5 min de lectura

El furor por El timador de Tinder habrá disminuido en Netflix tras desaparecer del ranking de ‘lo más popular’ en la plataforma (se mantuvo durante todo el mes de febrero en muchos países, incluida España), sin embargo la historia continúa. Porque mientras el presunto estafador proclama su inocencia y vive libre en Israel sin condenas, sus supuestas víctimas luchan por hacer justicia.

No obstante, la última batalla legal interpuesta ha supuesto un revés para una de ellas.

Las tres supuestas víctimas de El timador de Tinder: Cecilie Fjellhoy, Ayleen Charlotte y Pernilla Sjöholm el 3 de diciembre de 2021 en Black Book, Soho, Londres. (Joshua Wilks/Netflix)
Las tres supuestas víctimas de El timador de Tinder: Cecilie Fjellhoy, Ayleen Charlotte y Pernilla Sjöholm el 3 de diciembre de 2021 en Black Book, Soho, Londres. (Joshua Wilks/Netflix)

El timador de Tinder recoge el testimonio de tres mujeres que con su relato, pruebas de audio, videos y fotos, revelan su experiencia con Simon Leviev, el hijo de un mogol de los diamantes al que conocieron en la popular aplicación de citas. Sin embargo, el hombre se llamaba Shimon Hayut, no era el hijo de ningún millonario, había cumplido dos años de condena en Finlandia por estafar a mujeres y era buscado por la justicia israelí.

Dos de ellas, Cecilie Fjellhoy y Ayleen Koeleman, fueron sus novias mientras Pernilla Sjöholm desarrolló una relación de amistad a través de viajes de lujo y fiestas por Europa. Pero las tres vivieron la misma situación, financiando, transfiriendo y prestando dinero a Simon al asegurarles que sus “enemigos” lo habían encontrado y necesitaba efectivo para huir, prometiendo devolverlo cuando estuviera a salvo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Ahora, a un mes del éxito del documental de Netflix y a cuatro años de endeudarse por ayudar a su supuesto novio o amigo, Pernilla Sjöholm demandó al banco ING acusándolo de haberle permitido hacer transferencias a Simon Leviev cuando podrían haberle advertido del peligro al tener su nombre en una lista de observación (‘watch list’). La mujer de 35 años se presentó en la corte de Ámsterdam el pasado lunes, sin embargo, el juez falló a favor del banco.

Curiosamente, Ayleen Charlotte presentó un caso similar contra el mismo banco y en manos del mismo juez que también falló en favor de la entidad financiera en agosto de 2021. Por este motivo, el abogado de Sjöholm pidió desafiar al magistrado y se decidió que la demandante pueda presentar el caso ante un juez diferente en otra fecha futura.

Transferí todo ese dinero en 2018, el año que ING recibió una multa enorme porque el banco no hizo suficiente contra el lavado de dinero” confesó Pernilla Sjöholm al periódico holandés De Telegraaf. “Creemos que ING podría haber hecho más para protegernos, porque transferimos nuestro dinero a un estafador que ya estaba en listas de fraudes”.

Por su parte, ING mantiene no haber hecho nada malo según una fuente consultada por el medio citado, añadiendo que el banco está dispuesto a ir a juicio de nuevo.

Pernilla Sjöholm compartió el proceso a través de stories en Instagram, revelando que llevaba dos años y medio esperando la resolución del juez mientras la acompañaban las otras dos supuestas víctimas. Pernilla entró en contacto con las otras mujeres a raíz del primer artículo que destapó el caso en un periódico noruego, manteniendo una estrecha amistad forjada por la misma experiencia como víctimas de estafa.

Las mujeres cedieron sus ahorros a Leviev y hasta pidieron créditos, convencidas de estar ayudando a un novio o amigo millonario y, por lo tanto, era solo cuestión de tiempo hasta que pudieran recuperar el dinero. Las tres habían sido testigos de la vida de lujo que vivía Simon, de sus gastos extravagantes, los viajes y sitios costosos que frecuentaba donde todos parecían conocerlo. En resumen, no tenían motivos para no creer la historia, su posición como heredero multimillonario o el peligro que representaban los enemigos del negocio familiar dado que él se había encargado de transmitirles el acecho constante que vivía.

Entre las tres tendrían una deuda que escaló hasta los 800.000 dólares mientras Leviev sigue haciendo su vida en Israel a pesar de ser buscado por la justicia europea. Las mujeres llegaron a crear un perfil en GoFundMe para pedir ayuda económica a los fans mientras el supuesto estafador creó un perfil en la web de celebrities Cameo para cobrar por enviar saludos y mensajes personalizados. Cuando abrió el perfil en febrero cobraba entre 300 dólares por vídeos personalizados a fans y 1.400 para empresas. Ahora lo habría rebajado a $146 y $976 respectivamente.

Se me rompió el corazón ver que una compañía colabora con un criminal, todavía buscado en Europa, que se está escondiendo en Israel en este momento” dijo Sjöholm a un programa americano sobre el perfil de Simon en Cameo.

Perfil de Simon Leviev en Cameo
Perfil de Simon Leviev en Cameo

Leviev fue arrestado y sentenciado en 2015 en Finlandia por estafar a varias mujeres, cumpliendo una condena de dos años en prisión. En diciembre de 2019, y con ayuda de una de las mujeres que aparece en el documental de Netflix, la justicia israelí pudo apresarlo y lo sentenció a 15 meses de cárcel después de huir del país previamente escapando de cargos de robo y estafa en 2011 y 2017. Solo cumplió 5 meses de la sentencia debido a la pandemia y fue liberado en mayo de 2020.

Desde entonces, y aunque el documental revele que habría estafado unos 10 millones de dólares a victimas a lo largo y ancho del planeta, Simon Leviev presumió de una vida de lujos en Israel a través de una cuenta en Instagram que ahora ha desaparecido. Mientras recientemente reapareció en una entrevista con Inside Edition, alegando su inocencia y que es “un hombre de negocios legítimo” y “no un fraude”. Añadió que “se siente mal” por él mismo y lo que está viviendo y no por las supuestas victimas que lo acusan.

Mientras tanto el trío de mujeres de Netflix sigue compartiendo su historia para evitar que Leviev pueda estafar a alguien de nuevo. Ahora les toca esperar la nueva fecha de Pernilla con otro juez en su demanda contra ING, mientras las tres tienen peticiones interpuestas en contra de Simon. Aunque el documental no lo revele, las tres presentaron demandas contra el supuesto estafador en la Corte Europea de Justicia además de quejas a la Interpol. “Investigadores privados y la Interpol están esperando que deje Israel para arrestarlo” dijo Sjöholm en una entrevista de 2020 a The Times of Israel.

Actualmente han sumado la ayuda de la familia Leviev, que sí existe y está relacionada a la industria millonaria de los diamantes, y esperan que algún día pueda enfrentarse a consecuencias legales. “Sigue siendo mi meta. Nunca voy a rendirme” dijo Sjöholm recientemente al periódico británico Metro.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente