Habrá batalla por la capital de España

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, mira al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. (Photo: Carlos Alvarez via Getty Images)
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, mira al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. (Photo: Carlos Alvarez via Getty Images)

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, mira al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida. (Photo: Carlos Alvarez via Getty Images)

Las formaciones de izquierda no dan por imposible recuperar la capital del país. Dicen que puede darse la suma de escaños y arguyen encuestas que, en teoría, certificarían esta posibilidad. Los líderes de estos partidos, entrevistados en los últimos días por El HuffPost, aseguran que darán la batalla, incluso en la Comunidad de Madrid, aunque esta parece mucho más complicada.

La tesis de estos partidos es que José Luis Martínez Almeida ya no brilla como antes, quedando muy tocado por la crisis interna del PP en la que ganó Isabel Díaz Ayuso y algunos fallos de gestión. Sostienen que ya no es “el alcalde de España” y que su buena relación con la presidenta de la Comunidad es solo cosmética. Y, en consecuencia, opinan que hay margen para la contienda.

De ahí que Pedro Sánchez haya frenado la candidatura en Madrid, que en teoría iba a capitanear Mercedes González, para buscar un perfil más potente con el que provocar un revulsivo electoral. Todo el PSOE está pendiente de este anuncio que podría concatenar una nueva crisis de Gobierno.

A falta de dar a conocer el nombre del candidato o candidata, en el PSOE madrileño están confiados en mejorar los resultados de las últimas municipales, que dejaron al partido como cuarta fuerza, por detrás de Más Madrid, PP y Ciudadanos.

De hecho, la no presencia de Carmena como candidata del partido ahora encabezado por Rita Maestre da esperanza a los socialistas de poder recuperar posiciones e, incluso, de ser los más votados.

Porque en el PSOE vislumbran un desgaste en la figura de Almeida tras su paso por la portavocía del PP, que le obligó a cambiar su perfil dialogante por uno mucho más agresivo, y sobre todo tras el escándalo por los contratos de las mascarillas, en las que se vio involucrado su primo.

En el PP son conscientes de esta lectura, pero aseguran que sus encuestas son positivas y que la Alcaldía, con Almeida repitiendo, no corre peligro. De hecho, fuentes del partido desvelan que la candidatura de Almeida es un hecho y que está pactada con Alberto Núñez Feijóo. “Será candidato sí o sí”, únicamente falta el formalismo. Aunque en la Asamblea de Madrid sí que reconocen que la relación con Ayuso no es la mejor aunque traten de disimularlo.

Cabe recordar que Almeida se situó al lado de Pablo Casado en la pugna por la presidencia del PP de Madrid y, en los últimos compases de la crisis interna, decidió dejar la portavocía nacional y no acudió al comité de dirección. Ya con Casado de salida, intentó recomponer su relación con Ayuso y ambos se dieron muestras de cariño públicamente. “Isa, aquí está tu partner”, le dijo en el congreso regional, donde se hizo con las rienda del partido.

El hecho de que Almeida no tenga tanto foco como antaño y su distancia con Ayuso ha dado alas al PSOE y a Más Madrid en un contexto en el que el PP aspira a ganar con claridad las autonómicas y locales de este año como paso previo para que Feijóo se convierta en presidente del Gobierno.

Desde Más Madrid creen que Almeida confía su victoria a la tendencia nacional. Así lo asegura en conversación telefónica con El HuffPost Jorge García Castaño, concejal del partido en el Ayuntamiento, quien ve que en la carrera por la capital “hay una mayor debilidad tanto del bloque de la derecha como de Almeida dentro de la derecha”.

“Almeida no es como Ayuso, que se queda con todo lo de todos. Aquí entraría Ciudadanos y Vox”, afirma García Castaño aludiendo a los últimos sondeos, de mayo y julio, todavía lejanos respecto a los comicios como para mostrar verdaderas tendencias electorales.

Tampoco consideran en Más Madrid que Almeida pueda confiar en su gestión, “porque ha sido un desastre”. “Lo que confía es en que parece que el PP se come todo el voto de la derecha, tanto de Ciudadanos como de Vox. ¿Puede pasar en Madrid? Seguramente. Pero lo que sí dicen las encuestas a día de hoy es que Ciudadanos aguanta en la capital con Villacís y siendo decisivos”.

Desde Más Madrid creen que, pese a que aún quedan muchos meses para las elecciones de mayo, la diferencia entre bloques “va a estar entre uno y tres concejales”.

El partido, que previsiblemente presentará a Rita Maestre en la capital y a Mónica García en la región, confía en obtener buenos resultados —por encima del 25%, esperan— porque han “consolidado mucho la organización en barrios y la fuerza de oposición”. “Estamos muy altos en la oposición”.

Sobre la fragmentación de la izquierda, que podría acabar presentando hasta cuatro opciones (PSOE, Más Madrid, Recupera Madrid y Podemos), García Castaño cree que la escisión de los concejales afines a Manuela Carmena, Recupera Madrid, serán irrelevantes en las próximas elecciones, por lo que en realidad habrá tres opciones en cada bloque.

En ese sentido, recuerda que en 2015, cuando Carmena se hizo con la Alcaldía bajo el nombre de Ahora Madrid, también se presentaban tres opciones progresistas. “Y se ganó”.

No ocurrió así en 2019, aunque el concejal de Más Madrid cree que el escenario “es el mismo”.

También se muestra optimista Roberto Sotomayor, candidato de Podemos, quien recuerda las elecciones del 2015. “Parto de la realidad de que hace no tanto conseguimos ganar el Ayuntamiento”, afirma.

El exatleta, ahora aspirante al Palacio de Cibeles, cree que “Madrid no es un bastión de la derecha, como mucha gente está empeñada en hacernos creer”.

“La izquierda está pesimista, pero en realidad es tan difícil o tan fácil ganar en 2023 como lo era 2019. Hay partido”, coincide García Castaño.

Sotomayor insiste la importancia de sumar apoyos e incluso, como afirmó hace unos días en declaraciones a este mismo diario, en una “coalición progresista” que incluya al resto de formaciones a la izquierda del PSOE.

Preguntado por este asunto, García Castaño asegura que hay que tener la “mejor relación con todo el mundo” pero que Podemos “ha optado claramente por presentar su marca y sus candidatos”. “Pues ya está”, zanja.

Respecto a la incógnita sobre el candidato del PSOE, en Más Madrid se muestran “bastante tranquilos” y ponen en valor su trabajo en los barrios durante los últimos tres años algo que, sospechan, el aspirante socialista no podrá poner sobre la mesa ante los electores. “Eso en las municipales pesa mucho”, recuerdan.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.