Bartlett es invencible y López Obrador sabe por qué, por eso lo defenderá con uñas y dientes

Foto: Cuartoscuro

El reportaje publicado por el periodista Carlos Loret de Mola y Arelí Quintero, sobre las omisiones de Manuel Bartlett, director general de la Comisión Federal de Electricidad, en el que se documenta una discrepancia de 750 millones de pesos, entre lo declarado y lo comprobado por los periodistas, motivó que el presidente Andrés Manuel López Obrador abordara en dos ocasiones el tema en su conferencia de prensa matutina.

En su primera intervención López Obrador dijo que a Bartlett los “conservadores lo querían afectar políticamente al revelar que “cuenta con 23 casas de lujo”; ante eso, señaló que le tenía confianza y “como es natural hay adversarios, los conservadores, quienes están sacando todo este tipo de cosas”. (El Sol de México, 30 de agosto de 2019)

En la segunda intervención el presidente ofreció “otros datos”, afirmó que detrás de los reportajes que motivaron denuncias contra Manuel Bartlett, están grupos de intereses creados que lucraron durante los 36 años de política neoliberal. Señaló a Claudio X. González como cabeza de una asociación con gran activismo político, en especial con amparos contra el aeropuerto en Santa Lucía.

“Podría parecer una paradoja, un contrasentido, porque nuestros adversarios, los conservadores, los que se dedicaron a saquear, ahora son opositores y quieren confundir con el propósito de enrarecer el ambiente, hacer creer que somos iguales.” (La Jornada, 12 de septiembre de 2019)

LEER | El peligro de acabar con la paciencia del Ejército Mexicano con agresiones del pueblo

Para Manuel Bartlett en reportaje de Loret de Mola es falso. Asegura que no escondió propiedades millonarias en su declaración patrimonial. “Tengo toda una vida en el servicio público mexicano. Jamás se me ha acusado de corrupción”. La secretaría de la Función Pública (SFP) dependencia encargada de verificar la información que entregan los funcionarios federales, recibió una demanda anónima, a través del Sistema Integral de Denuncias Ciudadanas (SIDEC), en la que se solicita investigar el patrimonio de Manuel Bartlett y procedió a abrir un expediente para investigar su declaración patrimonial y de intereses.

La denuncia anónima no era necesaria por ser un delito que se persigue de oficio, aunque la investigación fue abierta por la SFP hasta que la recibió.

“La Función Pública seguirá implacable en su lucha contra la corrupción y refrenda su compromiso de cara a la ciudadanía de dar puntual seguimiento a las denuncias por presuntas faltas administrativas de todos los servidores públicos”. (La Jornada, 10 de septiembre de 2019)

Por su parte la senadora Xochitl Gálvez, del PAN, utilizó otra vía legal para denunciar a Manuel Bartlett, presentó una demanda en su contra ante la Fiscalía General de la República (FGR) por enriquecimiento ilícito y una denuncia de hechos ante la Secretaría de la Función Pública, por falsear su declaración patrimonial. (La Jornada, 11 de septiembre de 2019)

Para el senador de Morena, José Narro, dirigente de organizaciones sociales dedicadas antes y ahora a exigir recursos para sus “causas” al gobierno federal, se está presionando a Bartlett para doblarlo, para que les faciliten y les den condiciones a grupos de empresas y de inversionistas que quieren que se les entregue en charola de plata el patrimonio energético del país. (La Jornada, 11 de septiembre de 2019)

LEER | Bartlett, el funcionario incómodo de la 4T de AMLO

La carrera política de Manuel Bartlett es de más de tres décadas en los altos niveles del poder. En esos años fue secretario de Gobernación, secretario de Educación Pública, gobernador del estado de Puebla, dos veces senador y ahora director general de la Comisión Federal de Electricidad. Su experiencia es amplia en la política y en la administración pública. Es seguro que tuvo oportunidad de amasar una fortuna que presuntamente ahora documenta el periodista Loret de Mola.

Parece una ingenuidad pensar que siendo útil para el presidente López Obrador la función que cumple Manuel Bartlett en su proyecto energético, en la que destaca su oficio político para enfrentar poderosos grupos de presión, vaya a ser sancionado por haber “omitido” o “escondido” la realidad de su fortuna.

Según el estilo personal de gobernar de Ya Sabes Quien, decir públicamente que Bartlett es víctima de los ataques de los conservadores, los adversarios y los saqueadores del pasado, equivale a otorgar el “perdón por sus pecados” y dictar a la SFP que el resultado de su investigación deberá ser que es tan inocente como un recién nacido.

Se repite el caso de la “Casa Blanca”. Por encima de la Ley solo el presidente.